El Brexit provocará un aumento de muertes por infartos e ictus en 2030

Publicado 29/01/2019 16:46:07CET
Gareth Fuller/PA Wire/dpa

   MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Un estudio llevado a cabo por investigadores del Imperial College London y la Universidad de Liverpool (Reino Unido), y que ha sido publicado en la revista 'BMJ Open', ha alertado de que el Brexit puede provocar un aumento del número de muertes por ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares para 2030.

   Los expertos han analizado cómo los distintos escenarios del Brexit conducirían a un aumento de precios de frutas y verduras importadas y, especialmente, cómo esta subida afectaría a las personas que consumen menos estos alimentos y, por ende, tienen un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular.

    "La salida del Reino Unido de la Unión Europea se ha enmarcado en términos de importancia política y social, pero este estudio muestra que va más allá de la economía y que puede afectar a la salud de la población", han dicho los especialistas.

   Y es que, una dieta rica en frutas y verduras frescas se relaciona con un menor riesgo de enfermedades graves, como patologías cardiacas, cáncer y accidentes cerebrovasculares. Ahora bien, el 84 por ciento de las frutas y el 43 por ciento de las verduras se consumieron en el Reino Unido en 2017 importadas de la Unión Europea (UE) y de países no pertenecientes a la UE.

   De esta forma, comprobaron que la reducción del consumo de frutas y verduras conllevaría a unas 12.400 muertes más por infarto en el Reino Unido entre los años 2021 y 2030. Si bien todos los escenarios Brexit modelados se asociaron con un aumento en las muertes por enfermedad cardiovascular, un escenario sin acuerdo tuvo el mayor impacto negativo en la salud pública.

   Asimismo, en todos los escenarios, el precio de las frutas y verduras importadas aumentaría sustancialmente debido a los aranceles de importación adicionales y los costos comerciales. Por ejemplo, en caso de no trato Brexit, el costo de los plátanos aumentaría en aproximadamente un 17 por ciento, los cítricos en un 14 por ciento y los tomates en un 15 por ciento.

   Los modelos del equipo sugieren que estas alzas de precios conducirían a que la sociedad británica comiera entre un 3 por ciento y un 11 por ciento menos de frutas o verduras. Cuando estos cambios se tradujeron en riesgo de enfermedad cardiovascular, encontraron que un nuevo acuerdo comercial con la UE y países terceros contribuiría a aproximadamente 1.360 muertes por enfermedad coronaria extra y 2.740 muertes por accidentes cerebrovasculares entre 2021 y 2030.

   El no acuerdo de Brexit tuvo el mayor impacto en la salud, ya que la caída en la ingesta de frutas y verduras contribuyó a unas 4.110 muertes adicionales por enfermedad coronaria (causando ataque cardíaco e insuficiencia cardíaca) y 8.290 muertes por accidente cerebrovascular entre 2021-2030. Los investigadores agregan que si bien su estudio se centró en Reino Unido, es probable que se produzcan impactos similares en Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

   "El Reino Unido depende en gran medida de las importaciones, especialmente de frutas y verduras frescas. Estos tienen un fuerte efecto protector sobre la salud. Nuestro artículo ilustra, por primera vez, los posibles impactos negativos del Brexit en los precios de las frutas y verduras, la ingesta, las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares", han zanjado los investigadores.