Publicado 23/07/2020 8:29:34 +02:00CET

Breve guía sobre lupus, una patología autoinmune, crónica y cada vez más frecuente

Lupus
Lupus - VERANOVERDE/GETTY - Archivo

   MADRID, 23 Jul. (EDIZIONES) -

    El lupus eritematosos sistémico (LES) es una enfermedad de causa desconocida, y además del prototipo de las llamadas 'enfermedades autoinmunes', aquellas donde el propio cuerpo de la persona genera anticuerpos contra uno mismo, atacando a varios órganos o sistemas.

   Así lo explica en una entrevista con Infosalus el doctor Alejandro Olivé, jefe del servicio de Reumatología del Hospital Germans Trias i Pujol (Badalona, Barcelona), un referente en la materia que precisamente este junio ha participado en el Congreso EULAR, el principal foro internacional del área de la Reumatología para el intercambio de información científica, clínica y del paciente, donde se abordó el LES.

   Según establece la Sociedad Española de Reumatología (SER), el lupus a día de hoy es una enfermedad crónica que puede afectar a cualquier órgano o sistema, por eso se dice que es una 'enfermedad multisistémica'. Como hemos mencionado antes, esta patología se caracteriza por un conjunto complejo de manifestaciones asociadas a la presencia de autoanticuerpos, por eso, aunque su causa sea desconocida, se clasifica también como 'enfermedad autoinmune'.

   Además, la SER destaca que es una enfermedad "muy heterogénea entre los distintos pacientes", de forma que no hay dos personas con los mismos síntomas, y cada una tiene un patrón diferente de enfermedad. "Esto, en ocasiones, dificulta el diagnóstico. Por eso es muy importante que ante la sospecha de tener esta enfermedad se acuda o envíe al paciente al reumatólogo, como especialista médico de este tipo de enfermedades", subraya la sociedad científica española.

   Entre sus principales síntomas, el doctor Olivé apunta a que los más frecuentes son el cansancio, la febrícula, la afectación de la piel y de las articulaciones en forma de dolor o de inflamación.

   A día de hoy, este reumatólogo ve difícil responder a la pregunta de cuántas personas hay con lupus en España, pero sí recuerda que, según el estudio EPISER realizado por la Sociedad Española de Reumatología, con el objeto de saber la prevalencia de las enfermedades reumáticas en España, se estimó una prevalencia del 0,2 % de afectados en España. Eso sí, remarca que desde el ámbito de los hospitales la enfermedad es "relativamente frecuente".

   De hecho, desde la propia SER subrayan a este respecto que en los últimos años se ha detectado un aumento de la frecuencia de LES, que puede ser debido a la mayor supervivencia de los pacientes y a un mejor conocimiento tanto de la enfermedad como de los técnicas de laboratorio, que permiten diagnosticar casos más leves y precoces.

   En este punto, el jefe del servicio de Reumatología del Hospital Germans Trias i Pujol (Badalona, Barcelona) indica que la enfermedad es mucho más frecuente en las mujeres que en los hombres con una relación de 9 a 1. "Afecta fundamentalmente a mujeres adultas y jóvenes. Obviamente, hay un factor hormonal que puede estar imbricado en la génesis de la enfermedad", aprecia el especialista.

VIDA NORMAL SÍ, PERO CON TRATAMIENTO

   Lamentablemente, el experto señala que "actualmente no tiene curación", si bien asegura que los tratamientos clásicos con nuevas estrategias, así como los nuevos tratamientos, hacen que los pacientes con lupus hagan prácticamente vida normal. "Eso sí, cumpliendo el tratamiento", insiste Olivé.

   En concreto, cita que en el paciente con Lupus Eritematoso Sistémico es conveniente que acuda a un médico especialista y con experiencia en el manejo de la enfermedad. "El tratamiento estándar son los fármacos antipalúdicos, como la 'hidroxicloroquina' que tanto protagonismo ha cobrado durante esta pandemia de COVID.

   Estos también están acompañados de fármacos inmunosupresores, un tipo de quimioterapia pero a una dosis y duración diferentes a la oncológica, para aquellos casos con afectación orgánica importante (de órgano o víscera). A su vez, el reumatólogo mantiene que están surgiendo unas expectativas crecientes con belimumab, un fármaco biológico autorizado para el tratamiento del LES.

   "El pronóstico de la enfermedad ha cambiado radicalmente con las nuevas estrategias de tratamiento, a partir del mejor uso de los glucocorticoides, de los inmunosupresores y de los fármacos biológicos", celebra el especialista, al tiempo que pone énfasis en que "el pronóstico es mucho mejor" actualmente que hace unos años, ya que la mayor parte de pacientes con lupus hacen y harán vida normal. "Podrán tener familia y hacer casi todas las actividades de la vida", celebra el jefe del servicio de Reumatología del Hospital Germans Trias i Pujol (Badalona, Barcelona).

Contador