Publicado 13/01/2021 18:50CET

Los biomarcadores de lípidos en la orina pueden determinar el tipo de asma

Asma
Asma - REALPEOPLEGROUP - Archivo

MADRID, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Instituto Karolinska de Suecia han utilizado un análisis de orina para identificar y verificar el tipo de asma de un paciente. El estudio, que ha sido publicado en la revista científica 'American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine', sienta las bases para un diagnóstico más personalizado y puede resultar en un mejor tratamiento del asma severa en el futuro.

Alrededor del 10 por ciento de la población sufre de asma, una enfermedad que se ha ido extendiendo cada vez más en los últimos 50 años, con una mortalidad mundial anual de alrededor de 400.000 personas según la Organización Mundial de la Salud (OMS). El asma se caracteriza por la inflamación crónica de las vías respiratorias, que puede dar lugar a síntomas como tos, formación de mucosidad y dificultad para respirar.

Hay muchos tipos de asma, y los síntomas pueden variar entre los individuos, de leves a graves. En la actualidad, para hacer un diagnóstico de asma, se lleva a cabo una amplia investigación que puede consistir en múltiples elementos, incluyendo entrevistas con pacientes, pruebas de función pulmonar, análisis de sangre, investigaciones de alergias y radiografías.

"No existen métodos sencillos para determinar qué tipo de asma tiene un individuo, conocimiento que es particularmente importante para tratar mejor a los pacientes que sufren los tipos más severos de la enfermedad", explica uno de los autores del estudio, Craig Wheelock.

Utilizando una metodología basada en la espectrometría de masas, pudieron medir los niveles de metabolitos urinarios de ciertas prostaglandinas y leucotrienos (moléculas señalizadoras de eicosanoides que son conocidos mediadores de la inflamación de las vías respiratorias asmáticas).

"Descubrimos niveles particularmente altos de los metabolitos del mediador de los mastocitos prostaglandina D2 y del producto eosinófilo leucotrieno C4 en pacientes asmáticos con lo que se conoce como inflamación de tipo 2. Usando nuestra metodología, fuimos capaces de medir estos metabolitos con gran precisión y relacionar sus niveles con la gravedad y el tipo de asma", señala otro de los responsables del trabajo, Johan Kolmert.

El estudio se basa en los datos del estudio U-BIOPRED (Unbiased BIOmarkers in PREDiction of respiratory disease outcomes), que fue diseñado para investigar el asma severa. El estudio incluyó 400 participantes con asma severa, que a menudo requiere tratamiento con tabletas de corticoesteroides, casi 100 individuos con formas más leves de asma y 100 participantes de control sanos.

Además del aumento de los niveles de metabolitos de eicosanoides asociados con el tipo y la gravedad del asma, el estudio muestra que la medición mediante un análisis de orina proporciona una mayor precisión en relación con otros métodos de medición, por ejemplo, ciertos tipos de análisis de sangre.

"Otro descubrimiento fue que los niveles de estos metabolitos seguían siendo elevados en pacientes que estaban gravemente enfermos, a pesar de que estaban siendo tratados con comprimidos de corticoides. Esto pone de manifiesto la necesidad de tratamientos alternativos para este grupo de pacientes", explica Kolmert.

Los investigadores también pudieron replicar el descubrimiento en muestras de orina de un estudio de escolares con asma. "Pudimos ver que los niños que tenían asma con inflamación de tipo 2 mostraban los mismos perfiles de metabolitos en la orina que los adultos", señala otro de los autores, Sven-Erik Dahlén.

Contador

Para leer más