Beneficios de la práctica de ejercicio en la esclerosis múltiple

Publicado 18/12/2015 10:14:33CET
Esclerosis múltiple.
GETTY//DENNIS HOYNE

   MADRID, 18 Dic. (INFOSALUS) -

   A pesar de que la práctica de ejercicio físico entre los pacientes que sufren esclerosis múltiple ha sido rechazada durante "mucho tiempo", recientemente se ha conocido que la actividad física no es la responsable del empeoramiento de la enfermedad sino que es el aumento de la temperatura lo que perjudica a los pacientes.

   En este sentido, y con motivo de la celebración del Día Nacional de la Esclerosis Múltiple, la profesora del departamento de fisioterapia de la Universidad Europea, Esther Delgado, ha elaborado un listado de beneficios para la práctica de deporte moderado para estos enfermos:

   1. Mejora la capacidad física, fuerza, resistencia, flexibilidad y rango articular.

2. Previene la atrofia muscular.

   3. Mejora la función respiratoria, ya que desarrolla la musculatura responsable de la respiración.

   4. Mejora la función cerebrovascular y la cognición. Es un neuroprotector.

   5. Mejora la estabilidad, coordinación y equilibrio y, por tanto, la acción de caminar.

   6. Mejora la espasticidad en casos leves.

   7. Mejora el estado de ánimo, reduce el estrés y la ansiedad, aumenta la autoestima, la vitalidad y el bienestar.

   Sin embargo, la práctica de deporte en estos pacientes debe ser moderada. En este sentido, Delgado ha recomendado realizar ejercicio tres veces por semana durante 30 minutos, que pueden dividirse en varias actividades al día, y evitar que aumente la temperatura corporal para no sufrir un empeoramiento de la enfermedad, por lo que ha aconsejado realizar actividades al aire libre o en lugares bien ventilados.

   Asimismo, y con el objetivo de lograr sacar el máximo beneficio del entrenamiento, Delgado ha destacado la necesidad de realizar el movimiento completo de la articulación con más repeticiones y poco peso en los ejercicios de fuerza y hacer hincapié en los ejercicios de elasticidad, como los estiramientos en grupos musculares más cargados y con un tiempo mínimo de 30 segundos en cada posición.

   Los ejercicios más recomendables para los pacientes con esclerosis múltiple con el ejercicio acuático, yoga, tai chi, pilates, ejercicio de fuerza específicos y ejercicios de elasticidad. Todas estas prácticas deben seguir un programa regulado y controlado por un el especialista en actividad física (CAFYD), fisioterapeuta y neurólogo.

Para leer más