Los beneficios de correr por primera vez un maratón

Publicado 07/01/2020 8:04:47CET
Adicción al ejercicio, carrera, corredores, maratón
Adicción al ejercicio, carrera, corredores, maratón - GETTY - Archivo

   MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Una nueva investigación sugiere que correr una maratón por primera vez podría tener diversos beneficios para la salud, según publican sus autores en el 'Journal of the American College of Cardiology'.

   El estudio encontró que para los corredores de maratón por primera vez, el entrenamiento y la finalización del maratón se asociaron con reducciones en la presión arterial y rigidez aórtica en participantes sanos que fueron equivalentes a una reducción de cuatro años en la edad vascular. Los mayores beneficios se observaron en personas mayores, corredores de maratón masculinos y más lentos con una presión arterial basal más alta.

   "A medida que los médicos se reúnen con los pacientes en el nuevo año, hacer una recomendación de entrenamiento de ejercicio orientado a objetivos, como inscribirse para una maratón o una carrera divertida, puede ser una buena motivación para que los pacientes se mantengan activos", apunta la autora senior Charlotte H. Manisty, del Instituto de Ciencias Cardiovasculares del University College de Londres y del Barts Heart Center de Londres.

   "Nuestro estudio destaca la importancia de las modificaciones en el estilo de vida para frenar los riesgos asociados con el envejecimiento, especialmente porque parece que nunca es demasiado tarde como lo demuestran los corredores más viejos y más lentos", añade.

   El endurecimiento arterial es una parte normal del envejecimiento, pero también aumenta el riesgo cardiovascular en individuos sanos al contribuir al aumento de la presión del pulso y la sobrecarga ventricular, que se asocian con demencia y enfermedades cardiovasculares y renales, incluso en ausencia de placa en las arterias.

   Si bien los medicamentos para la presión arterial pueden modificar la rigidez arterial en las enfermedades cardíacas ya establecidas, se producen más eventos cardiovasculares en personas sin diagnóstico de presión arterial alta.

   El ejercicio aeróbico regular es una modificación del estilo de vida que tiene implicaciones en el mundo real, particularmente con el crecimiento en la participación masiva corriendo como una forma cada vez más popular de ejercicio no prescrito.

   Los investigadores utilizaron una cohorte de 138 corredores de maratón sanos por primera vez del Maratón de Londres 2016 y 2017. Examinaron a los participantes antes del entrenamiento y después de la finalización del maratón para determinar si la rigidez aórtica relacionada con la edad sería reversible con el entrenamiento físico en el mundo real.

   Los participantes no tenían antecedentes médicos o cardíacos significativos y no corrían más de dos horas por semana al inicio del estudio. De media, los participantes tenían 37 años y el 49% eran hombres.

   Los investigadores realizaron todas las mediciones antes de que el entrenamiento comenzara seis meses antes del maratón y las repitieron todas dentro de las tres semanas de completar el Maratón de Londres, pero no antes de una semana después del maratón para evitar cualquier efecto agudo del ejercicio.

   Las evaluaciones incluyeron mediciones de la presión arterial y mediciones de rigidez aórtica mediante resonancia magnética cardiovascular. La edad aórtica biológica se determinó a partir de la relación entre la edad del participante y la rigidez aórtica en tres niveles de la aorta.

   Se recomendó a todos los participantes que siguieran el 'Plan de entrenamiento para principiantes' proporcionado por el maratón, que consiste en aproximadamente tres carreras por semana que aumentan la dificultad durante un período de 17 semanas antes del maratón. Sin embargo, los investigadores no desanimaron a los participantes que deseaban utilizar planes de capacitación alternativos.

   El tiempo medio de maratón fue de 5,4 horas para las mujeres y 4,5 horas para los hombres. En comparación con los datos de entrenamiento y los tiempos de finalización del maratón de 27.000 corredores, estos tiempos fueron consistentes con un programa de entrenamiento de entre 10 y 20 kilómetros a la semana.

   El entrenamiento disminuyó la presión arterial sistólica y diastólica en 4 y 3 mmHg, respectivamente. En general, la rigidez aórtica se redujo con el entrenamiento y fue más pronunciada en la aorta distal con un aumento de la distensibilidad, la capacidad de hincharse con la presión, del 9%.

   Esto equivalía a una reducción de casi cuatro años en la 'edad aórtica'. Los pacientes de mayor edad tuvieron mayores cambios con el entrenamiento con ejercicios, y los hombres y los que corrían más despacio en las maratones obtuvieron mayores beneficios.

   "Nuestro estudio muestra que es posible revertir las consecuencias del envejecimiento en nuestros vasos sanguíneos con ejercicio en el mundo real en solo seis meses --señala Manisty--. Estos beneficios se observaron en individuos sanos en general a través de un amplio rango de edad y sus tiempos de maratón son sugestivos de un entrenamiento con ejercicios alcanzables en los participantes novatos".

Aunque el estudio solo reclutó participantes sanos, se puede esperar que aquellos con hipertensión y arterias más rígidas tengan una respuesta cardiovascular aún mayor al entrenamiento físico.

Contador

Lo más leído

  1. 1

    Detectar a tiempo un ictus: conoce el Código F.A.S.T.

  2. 2

    Las autoridades chinas envían a cientos de médicos a Wuhan por el coronavirus, que ya ha matado a 80 personas

  3. 3

    Alergia al polvo y a los ácaros, ¿es lo mismo?¿se puede evitar con limpieza?

  4. 4

    Un fármaco para el edema mejora los síntomas del autismo

  5. 5

    La ceguera de la nieve puede ser irreversible: cómo elegir bien las gafas