Publicado 24/07/2020 17:16CET

Los bebés nacidos de embarazo de alto riesgo tienen un mayor desarrollo cognitivo y motor

Pediatra, consulta bebé.
Pediatra, consulta bebé. - BAYER - Archivo

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Granada (UGR), pertenecientes al departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico y al Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC), han comprobado que los bebés nacidos de embarazo de alto riesgo tienen un mayor desarrollo cognitivo y motor.

Esta investigación, publicada en la revista 'Midwifery', apunta que este hecho puede deberse a la medicación que toman las mujeres durante el un embarazo de alto riesgo, que a menudo suelen ser anticoagulantes (como la heparina).

"Este tipo de medicación parece que puede contribuir a aumentar el flujo sanguíneo en la mujer embarazada, por lo que el feto recibiría más sangre de la madre, y eso podría contribuir a su vez a la mejora en su desarrollo", ha explicado el autor principal de esta investigación, Borja Romero González.

El embarazo es una etapa compleja, a nivel psicológico, físico y social. Además, existen varios condicionantes que pueden hacer que un embarazo sea considerado como embarazo de alto riesgo, como son la edad materna o la presencia de enfermedades.

En este sentido, el epidemiólogo David Barker (1938-2013) propuso la Teoría de Programación Fetal, según la cual, los fetos están condicionados a la salud materna, y problemas durante el embarazo pueden relacionarse con el desarrollo de enfermedades adultas.

Siguiendo esta hipótesis, el equipo de investigación de la UGR quiso comprobar si los bebés de mujeres que tenían un embarazo de alto riesgo por problemas médicos, tenían un neurodesarrollo diferente a los bebés que nacieron de mujeres con embarazos de bajo riesgo.

Para ello, evaluaron a un total de 91 bebés a los 6 meses de edad, en 3 ámbitos del desarrollo: cognitivo (o cómo los bebés piensan, reaccionan y aprenden acerca del mundo que le rodea); lenguaje (entendido en los intentos de comunicación), y desarrollo motor fino (dedos de las manos) y grueso (tronco y extremidades).

Los principales resultados han evidenciado que los bebés nacidos de embarazo de alto riesgo tienen un nivel de desarrollo mayor, tanto en desarrollo cognitivo como en motor. "Es importante destacar que los bebés nacidos de mujeres embarazadas de bajo riesgo tenían un desarrollo normal para su edad, por lo que estos hallazgos no implican que no tomar dicha medicación tenga un impacto negativo para el desarrollo de los bebés", ha zanjado Romero.

Para leer más