Publicado 03/03/2021 07:57CET

El aumento de las temperaturas por el cambio climático enviará a más personas con esclerosis múltiple al hospital

Archivo - Un estudio de dos décadas ha revelado una disminución del número de fauna del suelo, nematodos y otras especies animales en los Valles Secos de McMurdo, uno de los desiertos más secos y fríos del mundo
Archivo - Un estudio de dos décadas ha revelado una disminución del número de fauna del suelo, nematodos y otras especies animales en los Valles Secos de McMurdo, uno de los desiertos más secos y fríos del mundo - ASHLEY SHAW - Archivo

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

A medida que aumentan las temperaturas medias en todo el mundo, un estudio preliminar ha encontrado que las personas con esclerosis múltiple (EM) pueden esperar un empeoramiento de los síntomas, lo suficiente como para enviarlos al hospital con más frecuencia, según un estudio presentado en la 73a Reunión Anual de la Academia Estadounidense de Neurología.

"Sabemos que la sensibilidad al calor es común en la esclerosis múltiple, y los científicos del clima esperan que los períodos de clima anormalmente cálido se vuelvan más frecuentes con el cambio climático", señala la autora del estudio, Holly Elser, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford en Stanford y miembro de la Academia Estadounidense de Neurología--. Nuestro estudio sugiere que las tendencias de calentamiento podrían tener serias implicaciones para la salud a largo plazo para las personas que viven con EM".

El clima anormalmente cálido se definió como cualquier mes en el que las temperaturas promedio locales fueron más altas que la temperatura promedio a largo plazo para ese mes en al menos 1,5 grados Celsius.

Para el estudio, los investigadores analizaron las reclamaciones de seguros de 106.225 personas con EM que viven en Estados Unidos. Los investigadores calcularon el efecto estimado de un clima anormalmente cálido en las visitas al servicio de urgencias relacionadas con la EM, pacientes hospitalizados y ambulatorios. Luego, compararon el número de visitas médicas de cada persona durante períodos de clima anormalmente cálido con períodos de clima normal.

Los investigadores encontraron que durante los períodos de clima anormalmente cálido, los participantes tenían un 4% más de probabilidades de tener una visita al departamento de emergencias en comparación con los períodos de clima normal. Los participantes tenían un 3% más de posibilidades de tener una visita hospitalaria y un 1% más de posibilidades de tener una visita ambulatoria durante períodos anormalmente cálidos en comparación con los períodos de clima normal.

Los investigadores estiman que en el transcurso del seguimiento, los períodos de clima anormalmente cálido se asociaron con un exceso estimado de al menos 592 visitas al departamento de emergencias, 1.260 visitas de pacientes hospitalizados y 1.960 visitas ambulatorias relacionadas con la EM.

"Si bien el aumento relativo en el riesgo de visitas es pequeño, el efecto absoluto asociado en las personas con EM y el sistema de atención médica es significativo", apunta Elser.