Publicado 21/09/2020 07:41CET

Asocian la diabetes a mayor riesgo de caídas

Control del nivel de glucemia en un paciente de diabetes con un glucómetro.
Control del nivel de glucemia en un paciente de diabetes con un glucómetro. - SIMPSON33/ISTOCK - Archivo

   MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Una nueva investigación presentada en la reunión anual de este año de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD), muestra que tener diabetes tipo 1 (DT1) se asocia con un aumento del 33% en la riesgo de caídas en comparación con la población general, mientras que tener diabetes tipo 2 (DM2) se asocia con un 19% más de riesgo de caídas. El estudio ha sido realizado por Nicklas Rasmussen, del Steno Diabetes Center y el North Jutland Aalborg University Hospital, en Dinamarca, y sus colegas.

   Las personas con diabetes pueden tener un mayor riesgo de caídas, ya que tienden a tener más complicaciones (por ejemplo, niveles altos y bajos de azúcar en sangre) y el uso de medicamentos en comparación con la población general sin diabetes.

   Este estudio tuvo como objetivo estimar el riesgo de caídas e identificar factores de riesgo asociados con un aumento de caídas en personas con diabetes en comparación con la población general.

   El segundo objetivo fue estimar las lesiones relacionadas con caídas, incluidas las fracturas, y en qué parte del cuerpo se producen estas fracturas en comparación con la población general.

   En el Registro Nacional de Pacientes de Dinamarca, los autores identificaron a 12,975 personas con DT1 y 407,099 personas con DT2 y un grupo de control emparejado por sexo y edad de la población general.

   Todos los episodios de personas hospitalizadas con un primer otoño de 1996 a 2017 se analizaron mediante modelos informáticos. En un análisis ajustado se incluyeron factores de riesgo como edad, sexo, complicaciones diabéticas, antecedentes de abuso de alcohol y antecedentes de medicación.

   Se calcularon las tasas de incidencia, las diferencias en las tasas de incidencia y las proporciones de las tasas de incidencia de las caídas y la ubicación en el cuerpo de las lesiones y fracturas relacionadas con las caídas.

   En el análisis ajustado, la DT1 se asoció con un 33% más de riesgo de una primera caída y la DT2 con un 19% más de riesgo. La incidencia acumulada de caídas que requirieron tratamiento hospitalario fue del 13% en DT1 y del 12% en DT2.

   Para los pacientes con DM2, otros factores de riesgo de caídas fueron: ser mujer (60% más de riesgo), tener más de 65 años (32%), uso de inhibidores selectivos de los receptores de serotonina (ISRS) (utilizados para tratar la depresión) (32%) , uso de opioides (9%), ISRS y opioides combinados (60%) y antecedentes de abuso de alcohol (casi el doble del riesgo).

   Para los pacientes con diabetes Tipo 1, otros factores de riesgo identificados para las caídas fueron: ser mujer (20% más de riesgo), tener más de 65 años (30%), uso de ISRS (35%), uso de opioides (15%) y antecedentes de abuso de alcohol (77%).

   También se identificó una mayor incidencia de fracturas en personas con DM2. En comparación con la población general, hubo un mayor riesgo de fracturas de cadera y fémur (2%), húmero (24%), radio (39%) y cráneo / cara (15%). Las personas con diabetes Tipo 1 también tenían un mayor riesgo de fracturas, pero solo en la cadera y la región femoral (11%).

   Los autores precisan que, "si bien, por supuesto, no podemos hacer nada por envejecer o por nuestro género, la diabetes, especialmente la diabetes tipo 2, el uso de medicamentos y el abuso del alcohol podrían ser factores de riesgo potencialmente modificables de caídas".

   "Obtener más información sobre los factores de riesgo de caídas podría orientar el manejo del tratamiento de la diabetes como la elección de la medicación, lo que nos permite mejorar el tratamiento especialmente en personas con un alto riesgo de caídas y fracturas asociadas a una alta mortalidad", concluyen.

Contador