Actualizado 07/06/2021 12:43 CET

¿Por qué la anemia es tan frecuente en nuestra sociedad actual?

Anemia. Análisis de sangre.
Anemia. Análisis de sangre. - ISTOCK

   MADRID, 30 May. (EDIZIONES) -

   Segun la Organización Mundial de la Salud, en el mundo hay mas de 4.000 millones de personas con deficit de hierro. De ellos, aproximadamente la mitad padece anemia ferropenica, lo que se traduce en un 15% de la poblacion mundial. Esto lo convierte en un autentico problema de salud publica.

   Así lo explica en una entrevista con Infosalus Fiorella Medina Salazar, medico adjunto del Servicio de Hematologia del Hospital Clinico San Carlos (Madrid) y miembro del Grupo de Eritropatología de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), quien recuerda que se trata de una enfermedad mas frecuente en mujeres.

   “En Espana, se estima que el 20% de las mujeres en edad fertil la padecen, así como cuatro de cada 10 gestantes tiene anemia ferropenica. Tambien hay que remarcar que el deficit de hierro puede ser frecuente entre adolescentes (hasta un 15%), deportistas de alta resistencia y ninos”, agrega la especialista.

   Para poder entenderlo detalla que la anemia es un trastorno comun de la sangre que se caracteriza por la disminucion de la concentracion de hemoglobina, la proteina existente en el interior de los globulos rojos. Dice también que se puede presentar por varios mecanismos: por una disminucion en la produccion de globulos rojos a partir de la medula osea, o porque estos globulos rojos se destruyen prematuramente o por perdidas hemorragicas.

   “La falta de hierro es la causa mas frecuente de anemia. Es la anemia ferropenica. El hierro es un metal esencial para el metabolismo celular implicado en la produccion de energia y el transporte de oxigeno, por ello su deficit conduce a una serie de alteraciones de las funciones vitales que derivan en anemia”, apostilla la doctora Medina.

   Entre los signos y sintomas de que se puede padecer anemia se encontrarían la debilidad, el cansancio prolongado, la palidez de piel, el aumento de la frecuencia cardiaca, los problemas de concentracion, así como los mareos, la caida de cabello, o bien la fragilidad de las unas.

   “Al principio, la anemia puede ser tan leve que no se nota. La intensidad de estos sintomas depende del nivel de hemoglobina pero tambien de la velocidad de instauracion; de forma que las anemias de instauracion lenta (la mayoria) producen pocos sintomas porque el organismo tiene mecanismos compensadores que permiten tolerar cifras bajas de hemoglobina”, subraya la experta de la SEHH.

¿CUAL ES SU TRATAMIENTO?

   En este contexto, la medico adjunto del Servicio de Hematología del Hospital Clinico San Carlos recuerda que la anemia se diagnostica con una analitica de sangre llamada hemograma, y se utiliza para contar el numero de globulos rojos, de globulos blancos, y de plaquetas en sangre. “Los valores normales de hemoglobina en adultos varian segun la practica medica, pero normalmente se considera anemia una cifra de hemoglobina menor de 12 en mujeres, y menor de 13,5 en hombres”, precisa la experta.

   Mediana sostiene que el tratamiento dependerá de la causa, siendo en la anemia por deficiencia de hierro suplementos de hierro y mejorar los habitos alimentarios. En cambio, si la deficiencia es por perdida de sangre considera que debe localizarse el punto de sangrado. Mientras, en las anemias por deficiencia de vitaminas, la doctora Medina sostiene que el tratamiento incluye la reposicion de vitamina B12 y/o acido folico.

   Asimismo, la presidenta del Grupo de Eritropatología de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia indica que en las anemias por enfermedad cronica no existe un tratamiento especifico, éste depende de la enfermedad de base; al tiempo que señala que el manejo de las anemias hemoliticas incluye evitar algunos medicamentos, tratar infecciones y tomar farmacos que inhiban el sistema inmunitario. “Si los sintomas son graves a veces una transfusion de sangre es necesaria”, puntualiza.

¿SE PUEDE PREVENIR?

   Una de las preguntas más frecuentes que nos hacemos es si podemos prevenir la anemia y la experta asegura que sí, siempre que se siga una dieta adecuada: “No hace falta tomar suplementos de hierro de manera preventiva. Es aconsejable aumentar la ingesta de alimentos ricos en hierro como el higado, las legumbres secas, carnes y pescado, algunos frutos secos, verduras de hoja verde oscuro, algunos mariscos (almejas, mejillones)”.

   La absorcion del hierro se incrementa con la ingesta de vitamina C, agrega la miembro de la SEHH, a la par que menciona que los taninos, el calcio, el te o cafe, el chocolate, las bebidas ricas en cafeina, la leche y el alcohol reducen su absorcion. “El hierro contenido en los alimentos de origen animal se absorbe mejor que el hierro de los alimentos de origen vegetal”, concluye Fiorella Medina Salazar, medico adjunto del Servicio de Hematologia del Hospital Clinico San Carlos (Madrid).