Publicado 28/06/2022 18:11

Analizan la bacteria 'E. coli uropatógena', resistente a los antibióticos, para determinar cómo se propaga y multiplica

Archivo - Imagen de microscopio de la bacteria Escherichia coli.
Archivo - Imagen de microscopio de la bacteria Escherichia coli. - USDA - Archivo

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad Tecnológica de Sídney (Australia) están utilizando la microscopía más avanzada para determinar cómo se propagan y multiplican la bacteria 'E. coli uropatógena' (UPEC), que es cada vez más resistente a los antibióticos.

Las infecciones del tracto urinario son muy comunes y potencialmente muy peligrosas. Más de la mitad de las mujeres sufrirán una ITU a lo largo de su vida, y casi una de cada tres mujeres tendrá una infección que requerirá tratamiento con antibióticos antes de los 24 años.

Alrededor del 80 por ciento de las ITU están causadas por 'E. coli uropatógena'. La muerte relacionada con 'E. coli' debido a la resistencia a los antimicrobianos es la principal causa de mortalidad bacteriana en todo el mundo.

El estudio, que se publica en la revista científica 'Nature Communications', ha utilizado un modelo de infección de células de la vejiga humana para generar los filamentos y observar su vuelta a la forma de varilla.

"Aunque no entendemos del todo por qué hacen este cambio extremo de estilo de vida, sabemos que deben volver a su tamaño original antes de poder reinfectar nuevas células de la vejiga", explica el doctor Bill Söderström, uno de los responsables de la investigación.

Los investigadores utilizaron microscopía avanzada para seguir dos proteínas clave de la división celular y su dinámica de localización durante la reversión. "Descubrimos que las reglas normales de regulación de la división celular en las bacterias no se aplican plenamente en los filamentos", apunta Söderström.

Al dar las primeras pistas sobre cómo se regula la inversión de la filamentación durante la infección, los investigadores consideran que se pueden "estar sentando las bases para identificar nuevas formas de combatir las infecciones urinarias".

Los largos filamentos formados por las bacterias parecían romper las células humanas infectadas, a través de un mecanismo previamente desconocido llamado filamentación relacionada con la infección (IRF).

"La devastadora irrupción de estas bacterias en las células de la vejiga que invaden probablemente contribuya al extenso daño y dolor que se experimenta durante una ITU. Nuestro objetivo es identificar por qué y cómo las bacterias realizan esta notable hazaña con la esperanza de posibilitar tratamientos alternativos o preventivos", remachan los investigadores.