Publicado 14/04/2021 14:39CET

Los alergólogos detectan confusión en los pacientes entre los síntomas de la alergia y los de la Covid-19

Archivo - Estornudo, alergia, polen
Archivo - Estornudo, alergia, polen - ALESSANDRA SCHELLNEGGER/IMEO - Archivo

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los alergólogos advierten de un aumento de consultas de pacientes que, con síntomas como picor en la nariz, estornudos, tos, lagrimeo o goteo nasal, entre otros, se preguntan si deben hacerse una prueba PCR para descartar una infección por el coronavirus SARS-CoV-2.

"Los síntomas más típicos coinciden, pero la Covid, además, produce en la mayoría de los casos fiebre, dolor muscular y dolor de cabeza intenso", explica la alergóloga del Hospital La Salud, la doctora Valentina Gutiérrez. "El problema más importante con el que nos encontramos es que hay muchos casos en que el Covid es asintomático, por lo que no es descartable que un paciente alérgico consulte por estos síntomas, se atribuyan a su alergia, pero pueda estar además contagiado sin síntomas propios de la Covid-19", apunta.

El uso de mascarillas también es un motivo frecuente de consulta, ya que muchos pacientes creen que este año, gracias a su uso, no tendrán alergia o no será necesario que se vacunen de la alergia. "Eso no es cierto", advierte la doctora Valentina Gutiérrez, que aclara que la mascarilla "puede reducir la cantidad de partículas de polen que llegue a las vías nasal y respiratoria, pero hay que tener en cuenta a los ojos", avisa la alergóloga. En este sentido, asegura que este año están observando "muchas y graves conjuntivitis". Por ejemplo, añade, el polen de los cipreses está "muy activo" y, como los otros, afecta mucho la vía ocular.

VACUNAS PARA LA ALERGIA

Por otro lado, el tratamiento con vacunas alergénicas tampoco evita que una persona alérgica se deba poner mascarilla. En realidad, las vacunas de la alergia son desensibilizadoras, es decir, se administran dosis cada 4-8 semanas que van induciendo un aumento progresivo de la tolerancia y ese efecto beneficioso se produce a largo plazo. "Es decir, las dosis de hoy trabajan para los próximos meses y años", explica la doctora.

En cuanto a las vacunas frente a la Covid-19 y las posibles alergias que causa, la doctora Gutiérrez quiere transmitir "un mensaje de absoluta tranquilidad". "Son extremadamente infrecuentes y afectan a personas que previamente hayan tenido reacciones alérgicas al polietilenglicol, un aditivo que se usa en otras vacunas, ciertos laxantes, y algunos medicamentos de escaso uso). En caso de duda, aclara, se debe consultar con un alergólogo.

Contador