Publicado 09/12/2021 07:39CET

Las aguas residuales ayudan a descifrar la popularidad de las nuevas drogas sintéticas

Archivo - Pill with smiley face
Archivo - Pill with smiley face - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / PHOTOGRAPHEE.EU

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

A lo largo de los años, han surgido cientos de nuevas drogas sintéticas que imitan los efectos de las sustancias ilegales y legales y la naturaleza clandestina de su desarrollo y distribución hace que su popularidad internacional sea difícil de rastrear. Ahora, usando aguas residuales de los días cercanos a la festividad del Año Nuevo de 2021, los investigadores informan de un aumento del uso internacional de algunas drogas sintéticas, como la etilona y la 3-metilcatinona (3-MMC), en comparación con el año anterior, según publican en la revista de la revista 'Environmental Science & Technology Letters'.

Las nuevas drogas sintéticas, también conocidas como nuevas sustancias psicoactivas (NPS), incluyen drogas fabricadas en laboratorios clandestinos sin métodos ni ingredientes consistentes, así como productos farmacéuticos que se desvían al mercado ilegal de NPS. El abuso de estas sustancias puede provocar sobredosis y muerte.

Las NSP son objeto de seguimiento por parte de toxicólogos forenses, autoridades de lucha contra la droga y funcionarios de salud pública, pero su omnipresencia global sigue siendo difícil de determinar porque cada organismo obtiene y almacena su información de forma diferente, y no se identifica a todos los usuarios o traficantes.

En cambio, la epidemiología de las aguas residuales -una encuesta exhaustiva sobre el consumo de drogas en la comunidad o la presencia de enfermedades- puede proporcionar información generalizada, coherente y casi en tiempo real. Y como todo el mundo va al baño en algún momento, con este análisis se controla a todos los usuarios.

Anteriormente, Richard Bade, Cobus Gerber y sus colegas utilizaron esta técnica para averiguar la popularidad de varias NPS durante el período de Año Nuevo 2019-2020 en ocho países. Sin embargo, con la variabilidad regular de la distribución de NPS y las restricciones de la pandemia de COVID-19, los investigadores querían rastrear qué drogas eran prevalentes durante las vacaciones de Año Nuevo más recientes, agregando sitios y países adicionales.

En los días cercanos al 1 de enero de 2021, los investigadores recogieron muestras de aguas residuales crudas de 25 plantas de tratamiento en 10 países de Asia, Oceanía, Europa y Norteamérica. Mediante cromatografía líquida-espectrometría de masas, buscaron 27 NPS no metabolizados.

Se detectaron once de estos compuestos, y sólo en un lugar de Fiyi no se detectó ninguna cantidad medible de ninguna de las sustancias. El equipo descubrió que la mayoría de los compuestos eran catinonas sintéticas, también conocidas como "sales de baño".

Dentro de esta clase de NPS, la metcatinona, la etilona y la 3-MMC fueron las que se detectaron con mayor frecuencia y presentaron los mayores niveles per cápita en las aguas residuales. Sin embargo, la metcatinona también puede ser el resultado de la degradación de dos descongestionantes legales, la efedrina y la pseudoefedrina, por lo que los investigadores dudaron en relacionarla únicamente con el consumo de drogas ilícitas.

Por último, cuando los investigadores compararon el periodo de Año Nuevo 2020-2021 con la festividad del año anterior, la etilona y la 3-MMC tuvieron una mayor presencia internacional. Informan de que la 3-MMC se encontró por primera vez en Nueva Zelanda, a pesar de las restricciones de viaje internacionales.

Al ampliar el número de lugares y países investigados, los investigadores afirman que han aportado nuevos conocimientos sobre los patrones de consumo de NPS en constante cambio a nivel mundial.

Para leer más