La agilidad mental de las mujeres es mejor cuando están menstruando

Archivo - Estrés, pensamiento, pensar
Archivo - Estrés, pensamiento, pensar - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / MELPOMENEM - Archivo
Publicado: jueves, 6 junio 2024 8:02

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo estudio ha concluido que la agilidad mental de las mujeres es mejor cuando están menstruando. En concreto, las participantes reaccionaron más rápido y cometieron menos errores durante ese momento de su ciclo menstrual, a pesar de creer que su rendimiento sería peor, según una nueva investigación de la University College de Londres y el Instituto de Deporte, Ejercicio y Salud (ISEH) en Reino Unido.

El estudio, publicado en ‘Neuropsychologia’, es el primero que evalúa la cognición relacionada con el deporte durante el ciclo menstrual y forma parte de un proyecto de investigación más amplio apoyado por la Beca de Investigación de la FIFA.

Los hallazgos actúan como una prueba de principio de que tipos específicos de cognición fluctúan a lo largo del ciclo menstrual, lo que podría tener implicaciones en lesiones y otros aspectos de la salud de las mujeres.

Investigaciones anteriores en medicina deportiva han demostrado que las mujeres parecen tener un mayor riesgo de sufrir lesiones relacionadas con el deporte durante la fase lútea, que es el tiempo entre la ovulación y la menstruación. Esto posiblemente esté relacionado con los importantes cambios hormonales que se producen a lo largo del ciclo menstrual. Pero actualmente se desconoce exactamente cómo se relacionan estos cambios con una mayor probabilidad de sufrir lesiones.

En este estudio, los investigadores recopilaron datos de tiempo de reacción y error de 241 participantes que completaron una batería de pruebas cognitivas con 14 días de diferencia. Los participantes también completaron dos veces una escala de estado de ánimo y un cuestionario de síntomas. Se utilizaron aplicaciones de seguimiento del período para estimar en qué fase de su ciclo se encontraban los participantes cuando realizaron las pruebas.

Las pruebas fueron diseñadas para imitar procesos mentales típicos de los deportes de equipo. En una prueba, a los participantes se les mostró caras sonrientes o guiñando un ojo y se les pidió que presionaran la barra espaciadora sólo cuando vieran una cara sonriente, para probar la inhibición, la atención, el tiempo de reacción y la precisión. En otro, se les pidió que identificaran imágenes especulares en una tarea de rotación 3D, que evalúa la cognición espacial. Una tarea que les pedía que hicieran clic cuando dos bolas en movimiento chocaban en la pantalla midió el tiempo espacial.

Aunque las participantes informaron sentirse peor durante la menstruación y percibieron que esto impactaba negativamente en su desempeño, sus tiempos de reacción fueron más rápidos y cometieron menos errores. Por ejemplo, su sincronización fue en promedio 10 milisegundos (12%) más precisa en la tarea de mover bolas, y presionaron la barra espaciadora en el momento equivocado un 25% menos en la tarea de inhibición.

Los tiempos de reacción de los participantes fueron más lentos durante la fase lútea, que comienza después de la ovulación y dura entre 12 y 14 días hasta el inicio de la menstruación. Eran, en promedio, entre 10 y 20 milisegundos más lentos en comparación con cualquier otra fase. Sin embargo, no cometieron más errores en esta fase.

La doctora Flaminia Ronca, primera autora del estudio de la División de Cirugía y Ciencias Intervencionistas de la UCL y del ISEH, puntualiza: "La investigación sugiere que las atletas tienen más probabilidades de sufrir ciertos tipos de lesiones deportivas durante la fase lútea y se ha asumido que esto es debido a cambios biomecánicos como resultado de la variación hormonal. Pero no estaba convencido de que los cambios físicos por sí solos pudieran explicar esta asociación. Dado que la progesterona tiene un efecto inhibidor sobre la corteza cerebral y los estrógenos la estimulan, haciéndonos reaccionar más lento o más rápido, nos preguntamos si las lesiones podrían ser el resultado de un cambio en el ritmo de los movimientos de los atletas a lo largo del ciclo. Lo sorprendente es que el desempeño de las participantes fue mejor cuando estaban en su período, lo que desafía lo que las mujeres, y quizás la sociedad en general, asumen sobre sus habilidades en este momento particular del mes. Espero que esto sirva de base para conversaciones positivas entre entrenadores y atletas sobre las percepciones y el rendimiento: cómo nos sentimos no siempre refleja cómo nos desempeñamos".

Para poner los hallazgos en contexto, los autores dicen que la fluctuación en el momento podría marcar la diferencia entre una lesión o no. Investigaciones anteriores han demostrado que una variación de sólo 10 milisegundos puede significar la diferencia entre una conmoción cerebral y una lesión menor, por ejemplo. En la tarea de colisión de bolas, el tiempo de los participantes fue en promedio 12 milisegundos más lento durante la fase lútea en comparación con cualquier otra fase, una diferencia del 16%.

La doctora Megan Lowery, autora del estudio de añade: "Hay mucha evidencia anecdótica de mujeres de que podrían sentirse torpes justo antes de la ovulación, por ejemplo, lo cual está respaldado por nuestros hallazgos aquí. Mi esperanza es que si las mujeres entienden cómo cambian sus cerebros y cuerpos durante el mes, les ayudará a adaptarse. Aunque se necesita mucha más investigación en esta área, estos hallazgos son un primer paso importante hacia la comprensión de cómo la cognición de las mujeres afecta su rendimiento deportivo en diferentes puntos durante su ciclo, lo que se espera facilite conversaciones positivas entre entrenadores y atletas sobre el rendimiento y el bienestar. "

El profesor Paul Burgess, autor principal del estudio del Instituto de Neurociencia Cognitiva de la UCL, aporta por su parte: “Este estudio surgió de escuchar atentamente a jugadoras de fútbol y sus entrenadoras. Creamos pruebas cognitivas personalizadas para intentar imitar las demandas que se le hacen al cerebro en los momentos del juego en los que nos decían que se producen lesiones y problemas de sincronización en ciertos momentos del ciclo menstrual. Según lo que nos habían dicho los futbolistas, los datos sugerían que las mujeres que menstrúan -sean deportistas o no- sí tienden a variar en su rendimiento en determinadas etapas del ciclo. Como neurocientífico, me sorprende que no sepamos más sobre esto y espero que nuestro estudio ayude a motivar un interés cada vez mayor en este aspecto vital de la medicina deportiva".

Contador