Publicado 13/04/2020 10:51CET

Los adictos a las drogas consumen más alcohol y fármacos durante el confinamiento del coronavirus

Se incrementa el consumo de alcohol y de fármacos entre los adictos a las drogas (Archivo)
Se incrementa el consumo de alcohol y de fármacos entre los adictos a las drogas (Archivo) - UNIVERSIDAD DE BASILEA - Archivo

La Generalitat detecta menos droga en circulación pero alerta del riesgo del alcohol

BARCELONA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

Tanto la Generalitat de Catalunya como especialistas en adicciones han advertido de que los adictos a las drogas consumen más sustancias alternativas, como el alcohol, durante el confinamiento por el coronavirus, con datos recogidos por Europa Press.

La jefa de la sección de Adicciones y Patología Dual del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, Lara Grau, ya ha constatado que las personas con adicciones a las drogas consumen durante el confinamiento un 80% más de alcohol y un 30% más de fármacos.

"Al no poder acceder a la sustancia que consumen habitualmente, han empezado a tomar otras que son más accesibles. Se han incrementado, por ejemplo, las prescripciones en farmacia de las benzodiacepinas, un medicamento que puede actuar como sustitutivo", ha explicado a Europa Press.

La doctora Lara Grau ha avisado de que el alcohol "puede incrementar la ansiedad y el estrés, descontrolar las emociones y generar más problemas" porque disminuye las defensas del organismo y el riesgo de infección es más elevado.

Además, ha defendido que la falta de accesibilidad tiene "un lado positivo" porque en las últimas tres semanas han iniciado el tratamiento con metadona una treintena de personas que consumían heroína.

JOAN COLOM

El subdirector general de drogodependencias de la Conselleria de Salud de la Generalitat, Joan Colom, ha detectado que "hay menos droga en circulación, menos oferta, menos consumo y menos uso de las salas de consumo" que gestiona el departamento, y se ha registrado un 30-50% menos de distribución.

En declaraciones a Europa Press, Colom ha destacado que las cifras de estas salas de consumo "se verán modificadas de forma sustancial al final del año" a causa de la pandemia, y, aunque celebra la reducción del consumo de drogas ilegales, lamenta que aumente el consumo de alcohol.

HABRÁ MUCHOS MÁS PACIENTES

Joan Colom ha explicado que Catalunya registra de media 14.000 personas al año que inician tratamiento por culpa de una adicción, la mitad de los cuales es por consumo de alcohol, seguido de la cocaína, el cannabis y la heroína.

Colom ha subrayado la necesidad de mantener activa toda la red de atención a las personas con adicciones durante la pandemia de coronavirus porque "son un colectivo de alta vulnerabilidad", y ha dicho que el departamento ha cubierto los servicios esenciales.

Para 2020, Grau augura "muchos más pacientes" respecto a años anteriores, con un incremento de un 30-50%; y en el Hospital Vall d'Hebron pasarán de ser de unos 400 a unos 700 los que inicien tratamiento.

PROJECTE HOME CATALUNYA

El director de la ONG para las adicciones Projecte Home Catalunya, Oriol Esculies, ha argumentado que la adicción es un trastorno psicológico pero también social, por lo que "en un contexto de crisis sanitaria y social puede haber un incremento de los casos como mecanismo de salida".

Projecte Home Catalunya mantiene los tratamientos a las 300 personas con adicciones, sigue abierto el centro residencial de Montcada i Reixac (Barcelona) --en el que viven una treintena de pacientes-- y el resto de programas siguen en funcionamiento por vía telemática.

Asimismo, Esculies ha lamentado que "el sistema de ingresos y salidas se ha paralizado para evitar contagios", aunque ha asegurado que están analizando la situación para reactivar la entrada de nuevos usuarios a la comunidad terapéutica.

Esculies también ha insistido en el riesgo de recaer en aquellos pacientes rehabilitados, por lo que están haciendo seguimiento de las personas que han estado en Projecte Home Catalunya y "animándolos para que se mantengan fuertes".

RECAÍDAS

El director del Eines Centre d'Adiccions de Sant Cugat (Barcelona), Àlex Florensa, también ha subrayado la importancia de mantener la actividad y ha advertido de que "una recaída para un adicto es un estremecimiento brutal para su cerebro. Tanto pacientes como familiares se espantaron mucho cuando se enteraron de que el centro podía cerrar a causa de la pandemia".

Eines Centro de Adicciones canaliza el tratamiento de las adicciones con la práctica deportiva, ha explicado que ofrece atención telemática y servicios presenciales mínimos a los pacientes.

Para leer más