El 80% de las lesiones al practicar el esquí se evitarían con una preparación previa y una buena técnica, según experto

Actualizado 29/12/2008 14:09:53 CET

Una de cada diez fracturas afectan a la médula y se detecta un aumento de lesiones en niños

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

En la práctica del esquí se dan 3 lesiones por cada 1000 esquiadores, sin embargo un buen entrenamiento previo, así como adquirir una técnica adecuada, evitaría cerca de un 80 por ciento de las lesiones, según señala jefe del servicio de Fisioterapia de la Clínica Armstrong Internacional de Madrid, el doctor Horacio Bobadilla.

Un 50 por ciento de ellas se localizan en las extremidades inferiores; un 40 por ciento corresponde a hombros, manos y clavículas y un 10 por ciento a lesiones cervicales, lumbares, dorsales o por sección medular, y todas necesitan una rehabilitación intensa.

A pesar de los riesgos existentes y lesiones que se pueden producir en esta práctica deportiva, este expertos recuerda que e trata de una actividad segura y saludable siempre que se realice la preparación previa y se adquiera una buena técnica.

Sin embargo, la mayoría de los adultos, y sobre todo jóvenes y niños que los practican no los perciben con una actividad de riesgo, por lo que no realizan una preparación previa adecuada.

Sobre todo, en los últimos años se viene observando un incremento de lesiones graves en niños debido, por un lado, a que el nivel de competición al que se les somete es cada vez mayor, y por otro, a que éstos no tienen resistencia en los huesos y en las articulaciones, su ergonomía y esquema corporal no es el mismo que el de un adulto, "no controlan bien", se producen movimientos inadecuados, caídas, y se fatigan antes", asegura el experto.

Además, a su juicio, cada vez existe una falta mayor de respeto a este deporte que está llevando a un aumento de lesiones que tradicionalmente se atribuían a los adultos". En estos casos, las lesiones más graves se producen cuando el esquí queda clavado en la nieve y el cuerpo rota sobre la pierna.

En este caso, los accidentados tienen que ser sometidos a una operación que era muy poco frecuente en niños, "tan poco frecuente que se han tenido que adaptar técnicas quirúrgicas para poder realizarla".

DE 4 A 6 SEMANA DE ENTRENAMIENTO.

Así, los expertos de la Clínica Armstrong aconsejan un entrenamiento previo durante 4 o 6 semanas antes de iniciar la práctica del esquí. Además, se recomienda realizar ejercicios que simulen los gestos o posiciones típicas de esta práctica. Con todo ello, el esquiador podrá enfrentarse o reaccionar ante una situación de peligro, disminuyendo así las posibilidades de accidentes y lesiones.

Al tiempo, aconsejan dos realizar ejercicio aeróbicos y anaeróbicos, además de entrenar también la capacidad de las articulaciones para soportar los diferentes cambios de peso, en las diferentes posiciones.

Por otra parte, recuerdan que se debe elegir un buen equipamiento. En este caso señalan que las botas ocupan un papel fundamental a la hora de evitar lesiones, así como las gafas de sol o gafas para ventisca para prevenir lesiones oculares, conjuntivitis y posibles lesiones en las córneas. Al mismo tiempo, aconsejan un equipo que proteja del frío las manos, pies, cabeza y orejas.

Lo más leído

  1. 1

    El colágeno y su papel en nuestras articulaciones: ¿realmente son necesarios los suplementos?

  2. 2

    ¿Hasta que edad pueden los hombres tener hijos? ¿Existe una edad ideal?

  3. 3

    China.- China confirma transmisión de persona a persona del nuevo coronavirus y el contagio de personal médico

  4. 4

    Las 5 preguntas más frecuentes sobre el colesterol

  5. 5

    Los riesgos cardiovasculares del uso de marihuana