El 80% de las enfermedades del futuro estarán relacionadas con el estilo de vida

Publicado 20/06/2019 17:01:51CET
FLICKR/EMILIO LABRADOR - Archivo

   MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El director de los Estudios de Ciencias de la Salud de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), Ramón Gomis, ha avisado de que el 80 por ciento de las enfermedades que aparecerán en el futuro estarán relacionadas con el cáncer y las enfermedades cardiovasculares y degenerativas y, por tanto, con el estilo de vida.

   Asimismo, el experto, que se ha pronunciado así con motivo de la celebración, el próximo miércoles, del 'eWellbeing UOC Talks, Alimentación, actividad física y eHealth', ha recordado que se prevé un aumento de las enfermedades cardiovasculares, que actualmente suponen una de las principales causas de muerte.

   "La diabetes, la ateroesclerosis, la hipertensión o la obesidad, todas ellas relacionadas de alguna u otra forma con aspectos nutricionales y de hábitos de sueño, pueden provocar problemas con el corazón y los vasos sanguíneos", ha añadido, para comentar que las enfermedades degenerativas como el Parkinson o el Alzheimer, las patologías relacionadas con la inmunidad o con problemas respiratorios o algún tipo de alergias, también pueden verse aceleradas por factores medioambientales como, por ejemplo, un exceso de contaminación.

   En cuanto al cáncer, el experto ha explicado que en su incidencia influyen factores ambientales y no solo genéticos, asegurando que eliminar el tabaco o reducir la contaminación ambiental y el uso de gasóleo u otros contaminantes reduce ampliamente el riesgo de padecer distintos tipos de cáncer.

   "Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la primera causa de mortalidad, y el síndrome metabólico y la diabetes mellitus son un problema de envergadura global entre los países desarrollados. Estos hechos parecen correr en paralelo al abandono de los hábitos que situaron la dieta mediterránea en el eje de la longevidad entre los países de la cuenca mediterránea", ha añadido la profesora del máster universitario de Nutrición y Salud e investigadora del grupo FoodLab de la UOC, Anna Bach Faig.

   Del mismo modo, los expertos han comentado que las aplicaciones cada vez desempeñarán un papel más importante en la prevención y el tratamiento de las enfermedades. De hecho, a su juicio, los profesionales de la salud las prescribirán (algunos lo hacen ya) como si de un fármaco se tratara.

   "Las aplicaciones pueden ser útiles para los pacientes y para los profesionales. Normalmente, los pacientes no comentan con los médicos las aplicaciones que usan, porque consideran que no forman parte de la estrategia terapéutica, pero sí que están relacionadas. Y al revés: hay profesionales que recomiendan aplicaciones que no han sido validadas y cuyo impacto potencial se desconoce. Así pues, hay bastante indefinición sobre qué puede ir bien y qué no, y queda mucho trabajo por hacer", ha zanjado la profesora de los Estudios de Ciencias de la Salud e investigadora principal del eHealthLab de la UOC, Carme Carrion.

Contador

Para leer más