Actualizado 03/02/2010 20:05 CET

El 40 por ciento de los tumores en adultos se evitarían con hábitos de vida saludable, según la AECC

SEVILLA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El 40 por ciento de los tumores que se padecen a edad adulta se podrían evitar con el establecimiento de unos hábitos de vida saludables, según sostienen expertos de la Junta Provincial en Sevilla de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), organismo que mañana se suma a los actos de celebración del Día Mundial contra el Cáncer, aunque en esta edición harán especial hincapié en la información a los adolescentes sobre la importancia de la prevención.

De hecho, la AECC afirma que el fomento de unos hábitos de vida saludables desde la infancia puede proteger en el futuro de padecer un tumor de pulmón, piel, cérvix o colorrectal.

Así, y entre las principales medidas preventivas que viene fomentando, se encuentran el de evitar el consumo y la exposición al humo del tabaco, hasta el punto de que si no existiera esta sustancia perniciosa el cáncer de pulmón "sería una enfermedad rara".

De igual forma, recomienda limitar el consumo de alcohol, ya que el abuso del mismo es un factor de riesgo para diversos tipos de cáncer, entre ellos el de cavidad bucal, faringe, esófago, estómago e hígado.

Con respecto a los problemas de piel, la AECC aconseja evitar la exposición excesiva a los rayos del sol, ya que los cánceres de piel no melanoma son los más frecuentes en el mundo, con más de dos millones de casos nuevos cada año. En cuanto al melanoma, también apuesta por protegerse del sol, aunque existen más factores de riesgo implicados.

Del mismo modo, hace especial hincapié en el mantenimiento del peso ideal, con una dieta equilibrada y ejercicio físico regular, ya que, según advierten, la obesidad y el sedentarismo son factores de riesgo de muchas enfermedades, entre ellas el cáncer de colon.

Con respecto al cáncer de cérvix, este tumor tiene como factor de riesgo principal una infección genital previa, provocada por algunos tipos de virus del papiloma humano (VPH). En un pequeño porcentaje de casos, la infección del VPH se hace persistente, y tras el paso de varios años algunas de estas mujeres pueden desarrollar la enfermedad.

De los tumores que afectan a la mujer, el cáncer de cérvix es el segundo en frecuencia a nivel mundial, con la particularidad de que su distribución geográfica es muy desigual, siendo los países subdesarrollados los que sufren el 85 por ciento de los casos.

En España, la tasa es mucho menor, siendo el sexto en frecuencia, lo que supone un 3 por ciento del total de cánceres femeninos. Esto se debe, en parte, a las medidas preventivas.