Publicado 21/01/2021 16:56CET

Entre el 30 y el 50% de la población presenta niveles bajos de vitaminas y minerales

Vitaminas. Productos con vitaminas A, B, C, E, K - brócoli, patatas dulces, naranja, aguacate, espinacas, pimientos, aceite de oliva, lácteos, remolacha, pepino, etc
Vitaminas. Productos con vitaminas A, B, C, E, K - brócoli, patatas dulces, naranja, aguacate, espinacas, pimientos, aceite de oliva, lácteos, remolacha, pepino, etc - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / OKSANAKIIAN - Archivo

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

Entre el 30 y el 50 por ciento de la población tiende a presentar escasos niveles de vitaminas y minerales, según los resultados obtenidos con el análisis de más de 3.400 personas que han acudido a la farmacia dentro de la campaña '¿Conoces el estado de tu sistema inmune?', impulsada por Arkopharma Laboratorios.

En concreto, la iniciativa se basa en conocer la presencia de vitaminas y minerales de la población y aportarles recomendaciones dietéticas para reforzar el sistema inmunológico en caso de que sea necesario. En este sentido, la Fundación Alimentación Saludable recuerda que la alimentación juega un papel clave en el sistema inmunológico y ayuda a combatir agentes infecciosos como virus y bacterias.

Así, el seguimiento de una dieta equilibrada y saludable, basada en un gran aporte de vitaminas y minerales obtenidos a través de frutas, hortalizas, verduras o legumbres, se asocia con unos mejores valores de inmunidad, como anticuerpos, inmunoglubulinas y linfocitos, según advierten desde la Fundación Alimentación Saludable.

"Y no solo eso, sino que se va a ver reflejado en una mayor sensación de vitalidad y energía, y en su conjunto, en un menor riesgo de patologías", afirma la nutricionista y secretaria científica de la Fundación Alimentación Saludable, Andrea Calderón. "Por el contrario, una dieta poco saludable, rica en productos de baja calidad nutricional, puede acarrear prejuicios y reducir los niveles de nuestro sistema de defensas", advierte.

Precisamente, las vitaminas y minerales tienen una serie de funciones en el sistema inmune. "Participan en la síntesis de componentes, como las inmunoglobulinas o los linfocitos, así como en las reacciones bioquímicas que realiza nuestro organismo para combatir agentes externos", afirma Calderón.

En este sentido, los resultados proporcionados por la campaña realizada en farmacias confirman una tendencia escasa entre el 40 y el 50 por ciento de la población en vitaminas como la C y la D y minerales como el zinc. "La vitamina C es clave en la síntesis de colágeno, una barrera natural frente a agentes infecciosos, y su deficiencia puede hacernos más susceptibles a infecciones", informa la experta. "Por otro lado, minerales como el hierro, el zinc o el selenio tienen funciones como antioxidantes y antiinflamatorios, esenciales para nuestro sistema de defensas", añade.

En este sentido, una revisión reciente, publicada en 'Frontiers in Nutrition', confirma que elementos como el zinc y las vitaminas C y D tienen funciones inmunomoduladoras y juegan un papel en la preservación de las barreras físicas de los tejidos. Además, una deficiencia de estos tres elementos compromete la respuesta inmune, haciendo al individuo más vulnerable a infecciones virales y a un peor pronóstico de la enfermedad.

Por ello, la Sociedad Internacional de Inmunonutrición, con motivo de la pandemia de COVID-19, aconseja en un comunicado que las personas más vulnerables y de mayor riesgo de infecciones, deberían aumentar la ingesta de varios micronutrientes en forma de suplementos, como la vitamina C, E y D, o el zinc, pues son capaces de mejorar la inmunidad específica, en especial la encargada de producir más anticuerpos.

CÓMO REFORZAR EL SISTEMA INMUNE

Así las cosas, una dieta saludable permitirá tener un óptimo estado del sistema inmune. "En primer lugar, hay que dejar claro que no hay ningún alimento ni ningún producto alimenticio que por sí solo ayude a mejorar nuestras defensas", advierte Calderón. "Lo más importante es tener en nuestra dieta todos los días una buena ración de verduras y hortalizas en la comida y en la cena, y entre 2 y 3 de frutas; una mayor variedad de estos alimentos nos permitirá obtener un mayor número de vitaminas y minerales", añade.

En caso de que exista una deficiencia de vitaminas, también es recomendable recurrir a suplementos de vitaminas. "Es importante que sean de origen 100% vegetal para que sean biodisponibles para nuestro organismo, es decir, se asimilen mejor y mejoren la tasa de absorción", comenta la experta, ya que, de esta manera, será más fácil ayudar a incrementar las ingestas nutricionales diarias, "sin olvidar que no sustituyen a la dieta y que, por tanto, ha de seguirse un patrón dietético saludable", destaca Calderón.

Además, recuerda la importancia de acudir a la farmacia para que el profesional farmacéutico aconseje sobre el mejor suplemento. De hecho, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) recomienda comprar complementos alimenticios en la farmacia o en canales de distribución autorizados.

La tendencia del estado del sistema inmune se puede conocer en las farmacias, a través de la campaña de Arkopharma, gracias a la ayuda de un dispositivo llamado Vitastiq. "Durante estos últimos meses nuestro equipo de nutricionistas ha realizado test a la población interesada para conocer la tendencia de sus vitaminas y minerales y les hemos dado una serie de recomendaciones nutricionales con Vitastiq, que nos proporciona información cualitativa sobre estos nutrientes", explica la nutricionista coordinadora de la campaña, Beatriz Adalid. "Si lo vemos necesario y si la persona quiere tener información cuantitativa de los mismos le derivaremos al médico para que valore la necesidad de realizar un análisis de sangre", concluye.