Publicado 10/03/2021 17:08CET

El THC de la marihuana permanece en la leche materna durante seis semanas

Archivo - Lactancia, dar el pecho, recién nacido
Archivo - Lactancia, dar el pecho, recién nacido - CEDIDA / MEDELA - Archivo

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo estudio publicado en la revista 'JAMA Pediatrics' por investigadores del Hospital Infantil de Colorado (Estados Unidos) ha evidenciado que el tetrahidrocannabinol (THC), el componente psicoactivo de la marihuana, permanece en la leche materna hasta seis semanas. Este es el primer estudio que examina el THC en la leche materna y el plasma entre mujeres con consumo de marihuana durante el embarazo desde un estudio de 1982 publicado en el 'New England Journal of Medicine'.

"Con la creciente utilización de la marihuana en la sociedad en su conjunto, estamos viendo más madres que consumen marihuana durante el embarazo. Sin embargo, dada la falta de datos científicos respecto a cuánto tiempo persiste el THC en la leche materna, era un reto proporcionar a las madres una respuesta definitiva respecto a la seguridad de consumir marihuana durante la lactancia", explica la investigadora principal del trabajo, Erica Wymore.

Los investigadores reclutaron a mujeres entre el 1 de noviembre de 2016 y el 30 de junio de 2019 que tenían un historial de consumo de marihuana durante el embarazo/un análisis de orina positivo para THC cuando fueron admitidas para el parto; eran mayores de 18 años; tenían la intención de amamantar; estuvieran dispuestas a abstenerse del consumo de marihuana durante las seis semanas posteriores al parto; y estaban dispuestas a proporcionar muestras de leche, sangre y orina durante esas seis semanas.

De las 394 mujeres examinadas, 25 se inscribieron. Siete de ellas pudieron abstenerse de consumir marihuana durante el estudio. Las razones que se mencionaron para que las demás no pudieran abstenerse fueron el estrés, el sueño y el alivio del dolor.

El estudio descubrió que, aunque las concentraciones de THC variaban de una mujer a otra (probablemente en función de su nivel de consumo, su IMC y su metabolismo), el THC se excretaba en la leche materna de estas siete mujeres durante hasta seis semanas. De hecho, todas las mujeres seguían teniendo niveles detectables de THC en su leche materna al final del estudio.

"Este estudio proporciona una información muy valiosa sobre el tiempo que tarda una mujer en metabolizar el THC en su cuerpo después del parto, pero también nos ayudó a entender por qué las madres consumen marihuana en primer lugar. Para limitar los efectos desconocidos del THC en el desarrollo cerebral del feto y promover una lactancia materna segura, es fundamental hacer hincapié en la abstención de la marihuana tanto al principio del embarazo como en el posparto. Para ayudar a fomentar el éxito de la abstención, tenemos que examinar -y mejorar- el sistema de apoyos que ofrecemos a las nuevas madres", detalla otra de las autoras, Maya Bunik.

Los estudios longitudinales desde de la década de 1980 han demostrado que los niños nacidos de madres que consumieron marihuana durante el embarazo experimentan problemas a largo plazo con el funcionamiento cognitivo y ejecutivo, incluyendo la impulsividad, así como déficit en el aprendizaje, la atención sostenida y las habilidades de resolución de problemas visuales.

"Este estudio no se refería al impacto de la marihuana en los bebés, pero nos preocupa. Sobre todo si tenemos en cuenta que la marihuana actual tiene una potencia entre cinco y seis veces superior a la que había antes de la reciente legalización de la marihuana en muchos estados", concluye Wymore.