El riesgo de enfermedad cardiaca aumenta a partir de la menopausia

Publicado 03/02/2020 18:57:04CET
Mujer entrando en la menopausia.
Mujer entrando en la menopausia. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / YACOBCHUK - Archivo

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El riesgo de enfermedad cardiaca aumenta a partir de la menopausia, según ha puesto de manifiesto el Estudio de la Salud de las Mujeres en toda la Nación, regalizado por investigadores de la Universidad de Pittsburgh (Estados Unidos), y que ha sido publicado en la revista 'Arteriosclerosis, Thrombosis, and Vascular Biology'.

Estos hallazgos se suman a la creciente evidencia de que la menopausia es un momento crítico para los cambios en la salud cardiovascular y subrayan la importancia de que las mujeres y sus médicos se centren en la salud del corazón durante la transición menopáusica.

"La mediana edad no es solo un período en el que las mujeres tienen sofocos y experimentan otros síntomas menopáusicos, sino que es un momento en que su riesgo de enfermedad cardiovascular aumenta a medida que se producen cambios significativos en múltiples medidas clínicas de su salud física", han comentado los investigadores.

En concreto, el trabajo se ha centrado en cómo cambia la rigidez arterial a medida que las mujeres hacen la transición a través de la menopausia. La rigidez arterial se refiere a la elasticidad de las arterias y se mide observando qué tan rápido fluye la sangre a través de las arterias.

De esta forma, comprobaron que a medida que las mujeres se acercaban a la menopausia, su rigidez arterial aumentó aproximadamente un 0,9 por ciento hasta un año antes de su último período menstrual y a aproximadamente un 7,5 por ciento después de su último período.

Ahora bien, las mujeres negras en el estudio experimentaron mayores aumentos en la rigidez arterial antes de padecer la menopausia, en comparación con las mujeres blancas. Los hallazgos se mantuvieron después de ajustar numerosos factores que podrían afectar la salud del corazón, como la circunferencia de la cintura, la presión arterial, los lípidos, el tabaquismo, los niveles de actividad física y el estrés financiero.

Este estudio sigue a varios otros que vinculan la transición menopáusica a la acumulación de grasa cardiaca, cambios en el colesterol, inflamación y calcificación de las arterias coronarias, entre otros factores de riesgo de enfermedades cardíacas.

Se necesitarán ensayos clínicos para evaluar si las intervenciones en el estilo de vida, como los cambios en la dieta o en la actividad física; medicamentos, como estatinas o terapia de reemplazo hormonal; o, incluso un mayor examen y seguimiento de las medidas de salud cardiaca, podría ser beneficioso a medida que las mujeres pasan por la menopausia.

Contador

Para leer más