Publicado 21/10/2020 08:27CET

Las 3 razones por las que hacer preparación al parto

Prepración al parto.
Prepración al parto. - NENSURIA/GETTY - Archivo

    MADRID, 21 Oct. (EDIZIONES) -

   Muchas personas piensan que la preparación al parto es innecesaria porque la gestación es un proceso natural y fisiológico del cuerpo de la mujer, y también el parto, por lo que no debería haber una preparación específica.

Así lo denuncia en 'Cuidarse para cuidar' (Libros Cúpula) la CEO de Mamifit y licenciada en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte Raquel López quien recuerda que aunque nuestras abuelas no prepararan sus partos, la vida sedentaria que tenemos las mujeres en la actualidad no es la misma que entonces, donde ellas estaban en constante movimiento, trabajando en casa y fuera de ella, por lo que estaban bien preparadas físicamente y no sufrían la ansiedad ni el temor que nos produce el parto hoy.

   "Hoy las cosas han cambiado. El estilo de vida que llevamos es sedentario. Pasamos horas y horas en posiciones estáticas en nuestro puesto laboral, nuestros movimientos y nuestro uso diario del cuerpo es de todo menos funcional, nuestra musculatura y articulaciones no son las que tenían nuestras antepasadas. Por tanto, no estamos en la misma situación que ellas de cara a afrontar la maratón del parto y del postparto. Además, estamos más informadas, lo que aumenta nuestros miedos, dudas y capacidad de decisión", agrega.

   Por ello, según destaca en una entrevista con Infosalus, la preparación al parto responde a la necesidad de la mujer moderna que así lo desee llegar física y emocionalmente preparada al parto para empoderarse y ser capaz de tomar sus propias decisiones, dentro de lo posible, cuando llegue el momento.

   "El fin de la preparación al parto es conseguir el equilibrio físico y psíquico idóneo para vivir el embarazo, el parto y el postparto de forma plena y gratificante, informadas, para ser dueñas de nuestra propia maternidad", agrega, al mismo tiempo que destaca que la mayor parte de las madres primerizas reconocen que "nadie" les había contado

   Así, indica que la preparación al parto consistiría en dos vertientes: Por un lado, donde una matrona te explica cómo eres fisiológicamente, cómo es tu parto o podría ser, te da toda la información general que necesitas saber en este proceso, y después la preparación física.

   Aquí aconseja que de que es conveniente de que te asegures de que estas charlas las imparte una matrona, que es la profesional encargada de velar por la salud sexual y reproductiva de las mujeres, especializada en el parto normal, y quienes por lo general suelen estar bastante al día de las novedades.

   "En estas clases se suelen tratar todos estos temas: embarazo, parto, y métodos de alivio del dolor, puerperio o postparto, lactancia y cuidados del recién nacido", agrega López.

   A juicio de la CEO de Mamifit es conveniente también que la pareja esté informada y acuda a estas clases de preparación para el nacimiento o maternidad y paternidad: "Cuando damos a luz nos sentimos solas e incomprendidas y de esta manera nos podrán ayudar y acompañar. Las hormonas suben y bajan, y necesitamos que nuestra pareja, que es nuestro mayor apoyo, esté a nuestro alrededor y es muy importante el tener toda esa información para poder acompañar".

   Además de esta parte teórica, también debe haber en estos 'cursos' una preparación física, y que pueden incluir ejercicios o posturas que ayudan al parto o alivian las molestias. "Siempre que se hace deporte estás mejor preparada para el parto. Es un momento que te demanda mucha energía física y mental. Casi todas las mujeres dicen que te recuperas antes. Si te preparas antes del embarazo, antes te vas a recuperar, y mejor será tu postparto", asegura Raquel López.

   En algunos centros también se incluyen las visitas al hospital donde darás a luz o, al menos, facilitan la forma de trabajar del hospital u hospitales de referencia al que irás. "El fin de estas charlas debe ser el que resuelvas dudas y que te hagas una idea de en qué consiste todo el proceso, desde el embarazo hasta el parto, y las circunstancias normales y anormales que se pueden dar en el postparto y la lactancia", aclara.

NECESARIA AUNQUE NO SEA EL PRIMER HIJO

   Es más, la directora de Mamifit en Madrid subraya que la preparación al nacimiento debe ser actual y con una base absolutamente científica. Por otro lado, hace hincapié en que son necesarias aunque tengas más hijos, ya que cada parto es diferente, y hay aspectos que revisar y atenciones que cambian.

   Con todo ello enumera las tres principales razones por las que si estás embarazada, y aunque no sea tu primer hijo, realices un curso de preparación al nacimiento:

   1.- Recibir información para que toda madre pueda decidir cómo dar a luz. La información al final es conocimiento y poder, se empodera a la mujer.

   2.- Al estar mejor físicamente te recuperarás antes y tendrás menos problemas.

   3.- El acompañamiento es importante y quien esté a tu lado tenga toda esa información para no sentirte sola e incomprendida.