Cómo el pilates ayuda en la incontinencia urinaria

Publicado 17/10/2019 12:27:32CET
Pilates
Pilates - PIXABAY - Archivo

   MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Especialistas recomiendan realizar pilates para evitar la incontinencia urinaria, que llega a afectar a más del 45 por ciento de la población femenina, ya sea durante el embarazo, el postparto, la práctica de ejercicio o la menopausia.

   "Sin embargo, la gran mayoría de las afectadas no consultan ni a médicos ni a especialistas sobre si existen métodos para tratar la incontinencia, adaptando sus hábitos de vida a esta patología, a pesar de que existen soluciones ni farmacológicas ni quirúrgicas, como es el pilates, que les permitirían solucionar este problema y mejorar su calidad de vida" explica el especialista que trajo a España el 'método pilates' en el año 1993, Juan Bosco Calvo.

   Los porcentajes de afectacdas varían en función de la edad de la mujer, si ha habido o no partos vaginales, la práctica de ejercicio o si existen hábitos de vida sedentarios. De esta forma, en mujeres jóvenes practicantes de algún tipo de actividad física, el abanico es de entre el 10 por ciento (nadadoras) y el 40 por ciento (realizan aerobic). Por su parte, en mujeres sedentarias, el porcentaje llega hasta el 47 por ciento tanto en jóvenes como las que han llegado a la postmenopausia.

   Así, un suelo pélvico debilitado y desensibilizado es la causa principal de la incontinencia urinaria. El pilates, según el experto, permite recuperar la musculatura y el control del suelo pélvico (periné), tratando así la incontinencia urinaria. Si estos ejercicios se combinan con terapia uroginecológica y ejercicio del método Kegel, se mejoran considerablemente los resultados, logrando una recuperación de su función miccional de más del 78 por ciento de los casos.

   Otro de los aspectos que ayudan a controlar y revertir la incontinencia urinaria es la realización de ejercicios que tonifiquen los músculos abdominales internos, concretamente el trasverso del abdomen (músculo que recubre desde la columna vertebral hasta la línea alba). El trabajo de esta musculatura en espiración tonifica a la vez el suelo pélvico. De este modo, si se trabaja a la vez periné y trasverso, como se hace en pilates, se puede acelerar el proceso de recuperación hacia la contención urinaria.

   "El objetivo fundamental de los ejercicios de pilates para el suelo pélvico es tanto el fortalecimiento de la musculatura del periné como la sensibilización del mismo para contraerlo, explicando de modo sencillo en qué consiste y utilizando los ejercicios más apropiados e instrucciones verbales con imágenes como pueden ser: interrumpir el chorro de orina, subirse la cremallera de un pantalón muy ajustado o retener un gas", explica la directora de Corpora Pilates, Laura Cabral. Añade que "para más de la mitad de las mujeres embarazadas estas instrucciones ya son beneficiosas para adquirir un control voluntario de la musculatura del suelo pélvico".

   "Derivado de este proceso se pueden desarrollar diversas patologías que, si no son tratadas correctamente, se mantienen en el tiempo, como son la incontinencia urinaria y el debilitamiento del suelo pélvico, que incluso puede acabar derivando en prolapsos genitales y uterinos", detalla el doctor.

MÉTODO PREVENTIVO

   Por tanto, el pilates también puede ser un método preventivo de la incontinencia urinaria. Así, los especialistas recomiendan comenzar la actividad antes del embarazo para, una vez embarazada, seguir con ejercicios especiales para cada trimestre de gestación, que además, de prevenir la incontinencia, mejoran el desarrollo del embarazo y previenen otros problemas que aparecen en la mayoría de las embarazadas, como son la lumbalgia, la ciática o los problemas circulatorios.

   Por otro lado, si las mujeres que realizan actividades deportivas en las que está implicado el suelo pélvico, como es el trote, la gimnasia en grupo, el pádel o el aerobic, las combinan con la práctica de pilates, conseguirán minimizar la aparición de la incontinencia, estrechamente vinculada con el esfuerzo físico.