Publicado 24/05/2022 07:29

El peso corporal influye en la posibilidad de desarrollar el síndrome de ovario poliquístico

Archivo - Ovarios. Sistema reproductor femenino.
Archivo - Ovarios. Sistema reproductor femenino. - ISTOCK. - Archivo

MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

El peso corporal durante infancia, la adolescencia y la edad adulta influye en las probabilidades de desarrollar el síndrome de ovario poliquístico (SOP), según un estudio de aleatorización mendeliana con una revisión sistemática y un metanálisis. Esta innovadora investigación en materia de salud pública presentada durante el 24º Congreso Europeo de Endocrinología, que se celebra en Milán (Italia), concluye que la obesidad durante la infancia y la adolescencia es especialmente vital para el desarrollo de la enfermedad.

El síndrome de ovario poliquístico es una enfermedad común. Muchos casos no se diagnostican, pero según un estudio esta afección afecta hasta el 10% de las mujeres. Afecta al funcionamiento de los ovarios y puede manifestarse como periodos periodos, altos niveles de hormonas "masculinas" y ovarios agrandados con sacos llenos de líquido que rodean los óvulos. Además, puede provocar diabetes, infertilidad, peor calidad de vida y complicaciones en el embarazo.

El objetivo del estudio era comprobar si la obesidad influía en el desarrollo del SOP. El doctor Laurence Dobbie, un médico en formación del Hospital Universitario Real de Liverpool, en el Reino Unido, y el profesor Daniel Cuthberson, catedrático de medicina del Hospital Universitario Real de Liverpool, investigaron si obesidad y la diabetes contribuyen al desarrollo del síndrome de ovario poliquístico con colegas de la Universidad de Liverpool.

El estudio incluyó un análisis genético, denominado aleatorización mendeliana, de más de 110.000 personas. El equipo también agrupó los datos de otros 63 estudios, mediante un metaanálisis, para evaluar cómo el sobrepeso y la obesidad afectan a la probabilidad de desarrollar el síndrome de ovario poliquístico.

Así, el estudio puso de manifiesto que el IMC, los niveles de grasa corporal y los marcadores indicativos de diabetes son vitales en el desarrollo del del síndrome de ovario poliquístico. También demostraron que las niñas con sobrepeso que pasan a tener un peso corporal normal en la edad adulta son más propensas a desarrollar el síndrome de ovario poliquístico.

El equipo también informa de que la obesidad y el sobrepeso durante la adolescencia son especialmente importantes en el desarrollo de la enfermedad. "Este estudio demuestra que la obesidad durante la infancia y la adolescencia son factores clave en el desarrollo del SOP --afirma el doctor Laurence Dobbie--. Esto abre una vía para apoyar la salud de las mujeres invirtiendo en programas de nutrición y control del peso de peso para los más jóvenes".

Según destaca, "también tiene el potencial de prevenir las consecuencias de la enfermedad, que que incluyen una peor calidad de vida, infertilidad, diabetes y complicaciones en el embarazo. La investigación futura debe centrarse en el desarrollo de nuevas formas de ayudar a las mujeres afectadas por el síndrome de ovario poliquístico a controlar su peso", sugiere.

"El equipo informa de que las niñas con obesidad que pasan a tener un peso normal en la edad adulta siguen teniendo más probabilidades de desarrollar el síndrome de ovario poliquístico. Esto demuestra claramente que el control del peso durante la infancia es vital para prevenir el desarrollo del SOP. Esto tiene el potencial de mejorar la salud de las mujeres", añade el profesor Cuthbertson.