Publicado 31/07/2020 10:29:43 +02:00CET

La OMS y Unicef piden a los gobiernos que "protejan y promuevan" el asesoramiento especializado sobre lactancia materna

Lactancia materna
Lactancia materna - UGR - Archivo

MADRID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

La directora ejecutiva de Unicef, Henrietta H. Fore, y el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, han hecho un llamamiento a los gobiernos para que "protejan y promuevan" el acceso de las mujeres al asesoramiento especializado en materia de lactancia materna.

Con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que este año se celebra bajo el lema 'Apoyar la lactancia materna para un planeta más sano', estos dos organismos internacionales reivindican que la lactancia materna proporciona a todos los niños "el mejor comienzo posible en la vida".

"Proporciona beneficios sanitarios, nutricionales y emocionales tanto a los niños como a las madres. Y forma parte de un sistema alimentario sostenible. Pero aunque la lactancia es un proceso natural, no siempre es fácil. Las madres necesitan apoyo, tanto para empezar como para mantener la lactancia", resaltan en un comunicado Fore y Tedros.

Así, reivindican que los servicios de asesoramiento especializados pueden asegurar que las madres y las familias reciban este apoyo, junto con "la información, el asesoramiento y la tranquilidad que necesitan para alimentar a sus bebés de forma óptima".

"El asesoramiento sobre la lactancia puede ayudar a las madres a adquirir confianza en sí mismas, respetando al mismo tiempo sus circunstancias y elecciones individuales. El asesoramiento puede habilitar a las mujeres para que superen los desafíos y eviten las prácticas de alimentación y cuidado que puedan interferir con una lactancia óptima, como el suministro de líquidos, alimentos y sustitutos de la leche materna innecesarios a los lactantes y niños pequeños", insisten.

De esta forma, consideran que la mejora del acceso al asesoramiento especializado para la lactancia materna "puede prolongar la duración de la lactancia y promover la lactancia materna exclusiva, con los consiguientes beneficios para los bebés, las familias y las economías". De hecho, los análisis indican que el aumento de las tasas de lactancia materna exclusiva podría salvar la vida de 820.000 niños cada año, lo que generaría 302.000 millones de dólares (254.000 millones de euros) de ingresos adicionales.

Contador