Actualizado 14/05/2021 18:14 CET

Las niñas obesas presentan un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular en la edad adulta

Archivo - Corazón roto.
Archivo - Corazón roto. - JOLYGON/ISTOCK - Archivo

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

Las niñas obesas enfrentan un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular en la edad adulta, según un pequeño estudio en Brasil que subraya la importancia de considerar las diferencias entre los sexos cuando se planifica el tratamiento.

El estudio realizado en 92 adolescentes sugiere que las niñas son más propensas que los niños a desarrollar alteraciones metabólicas asociadas con la obesidad, como presión arterial alta y niveles sanguíneos excesivos de colesterol y triglicéridos (dislipidemia).

El estudio fue realizado con el apoyo de la FAPESP por científicos afiliados al Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de São Paulo (ICB-USP) y la Facultad de Medicina de la Santa Casa de Misericórdia de São Paulo (FCM-SCMSP). Y los hallazgos han sido publicados en la revista 'Frontiers in Nutrition'.

Según los autores, las niñas obesas mostraron un patrón de alteraciones del perfil lipídico no visto en niñas sin obesidad y una mayor propensión a desarrollar enfermedades cardiovasculares en la edad adulta. "Descubrimos que las niñas tienen una tendencia mucho mayor a sufrir las alteraciones típicas de la obesidad, como la hipertensión arterial y la dislipidemia. En nuestro estudio, tenían niveles aumentados de triglicéridos y LDL, el llamado 'colesterol malo', mientras que el HDL, 'colesterol bueno', era más bajo que en las niñas de peso normal", ha explicado Estefania Simoes, primera autora del artículo.

El perfil de lípidos de los niños obesos incluidos en el estudio no mostró diferencias significativas con el de los niños de peso normal, según los investigadores. La obesidad infantil es una preocupación creciente entre las autoridades sanitarias y los científicos en el campo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que unos 340 millones de niños de 5 a 19 años en todo el mundo tenían sobrepeso u obesidad en 2016. Es bien sabido que la obesidad infantil se asocia con una mayor probabilidad de trastornos metabólicos y enfermedades cardiovasculares en la edad adulta.

Una cantidad sustancial de investigación muestra esto, pero las diferencias entre niños y niñas en términos de los efectos de la obesidad no se han estudiado en profundidad. "Comparamos niñas y niños obesos y no obesos de entre 11 y 18 años, abordando simultáneamente la antropometría, el perfil de lípidos y lipoproteínas, y los niveles de hormonas y neuropéptidos, con especial énfasis en las respuestas dependientes del sexo. Hasta donde sabemos, este es el primer estudio que adopta este enfoque multifactorial", explica Simoes.