Las mujeres tienen el doble de probabilidades de sufrir depresión severa tras un ictus

La menopausia precoz
PIXABAY/PUBLIC DOMAIN PICTURES - Archivo
Publicado 29/01/2019 17:59:45CET

   MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Un equipo de investigadores del King's College de Londres de Reino Unido ha observado que las mujeres tienen el doble de probabilidades de sufrir depresión severa después de un derrame cerebral o ictus que los hombres.

   La investigación, publicada en el 'European Journal of Neurology', siguió el progreso de los síntomas durante más de cinco años a 2.313 personas (1.275 hombres y 1.038 mujeres) desde que sufrieron un accidente cerebrovascular.

   Encontraron que el 20 por ciento de las mujeres sufrían de depresión severa en comparación con el 10 por ciento de los hombres. También observaron diferentes patrones de progresión de los síntomas; que los síntomas de depresión a largo plazo se asocian con tasas de mortalidad más altas; y que, inicialmente, los síntomas moderados en los hombres tienden a empeorar con el tiempo.

   "Si bien no podemos precisar exactamente por qué la depresión es más común entre las mujeres, podría ser que las mujeres se vean afectadas más en su autoestima", ha señalado la autora principal, la doctora Salma Ayis de la Escuela de Salud y Ciencias Ambientales de la Población en el King's College de Londres.

   Además, ha añadido, "a medida que las mujeres viven más tiempo, están más expuestas a la soledad, la mala salud física y la pérdida de apoyo, todo lo cual podría llevar a la depresión".

   "Lo que es común a ambos sexos es la dramática disminución en la probabilidad de supervivencia a medida que aumentan los síntomas de la depresión. Creemos, por lo tanto, que al monitorear los síntomas de la depresión en los sobrevivientes de accidentes cerebrovasculares y actuar en consecuencia, los médicos pueden brindar mejor atención a largo plazo", ha concluido.

   El accidente cerebrovascular o ictus es una afección médica que pone en peligro la vida cuando se bloquea el flujo de sangre a una parte del cerebro. Se estima que una de cada seis personas en todo el mundo sufrirá un derrame cerebral en su vida y cada año se producen más de 100.000 accidentes cerebrovasculares en el Reino Unido. Aunque la gravedad y los síntomas son muy variados, aproximadamente un tercio de todos los supervivientes experimentan depresión después de su accidente cerebrovascular: aproximadamente 400.000 personas en el Reino Unido en la actualidad.

   Los pacientes que tuvieron su primer accidente cerebrovascular entre 1998 y 2016 fueron reclutados para el estudio del South London Stroke Register (SLSR) y fueron monitoreados hasta julio de 2017. La salud mental de los participantes se evaluó mediante la Escala de Ansiedad y Depresión del Hospital (HADS) y Referencias cruzadas con su salud física y datos sociodemográficos.

Contador