Publicado 12/03/2021 18:34CET

Las mujeres de grupo sanguíneo A, B o AB y que fuman tienen más riesgo de ictus

Archivo - Ictus, ataque cerebrovascular
Archivo - Ictus, ataque cerebrovascular - VSRAO/ PIXABAY - Archivo

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los grupos sanguíneos no 0, es decir A, B y AB, pueden aumentar el riesgo de ictus entre las mujeres que fuman y toman anticonceptivos orales, según una investigación preliminar que se presentará en la Conferencia Internacional sobre el Ictus 2021 de la American Stroke Association.

Algunos factores de riesgo de ictus, como la edad avanzada y los antecedentes familiares, no pueden controlarse. Afortunadamente, hay varios factores de riesgo que pueden controlarse, como no fumar, mantener un peso corporal saludable, seguir una dieta sana, realizar actividad física, controlar el colesterol alto y la diabetes, y evitar el consumo excesivo de alcohol.

Los anticonceptivos orales también pueden aumentar el riesgo de ictus en algunas mujeres, especialmente las que fuman. Debido a este riesgo, las mujeres que fuman y tienen más de 35 años no deberían tomar anticonceptivos orales. Investigaciones anteriores han demostrado que estos grupos sanguíneos también pueden aumentar el riesgo de ictus.

"Intentamos determinar si el grupo sanguíneo, específicamente el grupo sanguíneo no 0, aumenta el riesgo de ictus entre las usuarias de anticonceptivos orales. Los resultados de nuestro pequeño estudio sugieren que éste podría ser el caso, pero se necesitan más datos de otros estudios para apoyar o refutar nuestros hallazgos. Sí encontramos que el tabaquismo aumentaba notablemente el riesgo de ictus en las mujeres jóvenes, independientemente del uso de anticonceptivos orales, y este hallazgo ha sido respaldado por otros numerosos estudios", explica el autor principal del estudio, Steven J. Kittner, profesor de Neurología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland en Baltimore (Estados Unidos).

Utilizando información de otro estudio sobre el ictus de aparición temprana, los investigadores compararon el riesgo de ictus entre las mujeres que fumaban y usaban anticonceptivos orales, junto con un segundo análisis de las mujeres que sólo fumaban o sólo tomaban anticonceptivos. Las participantes en el estudio fueron 347 mujeres que habían sufrido un ictus antes de los 50 años, y un grupo de comparación de 383 mujeres sin ictus. La edad media en ambos grupos era de 42 años, y aproximadamente la mitad de las pacientes eran afroamericanas y la otra mitad blancas.

Los investigadores encontraron que las mujeres que fumaban y tomaban anticonceptivos orales tenían casi cinco veces más probabilidades de sufrir un ictus en comparación con las que no fumaban ni tomaban anticonceptivos orales. El grupo sanguíneo no 0 aumentaba aún más el riesgo de ictus de aparición temprana entre las mujeres que fumaban y tomaban anticonceptivos orales: en comparación con las mujeres con sangre del tipo O que no fumaban ni tomaban anticonceptivos orales, las que tenían sangre del tipo no 0 y tomaban ambas cosas tenían casi el doble de probabilidades de sufrir un ictus. Los resultados se mantuvieron tras ajustar otros factores, como la raza, la edad, la hipertensión, la diabetes y las migrañas.

"Las mujeres deben seguir las directrices de seguridad establecidas para el uso de anticonceptivos orales, que recomiendan tener precaución o no usarlos en el caso de las mujeres con mayor riesgo de padecer enfermedades de los vasos sanguíneos. Nuestro estudio pretende aportar pruebas preliminares de una hipótesis relacionada con el grupo sanguíneo no O que deberá ser confirmada; no presenta un hallazgo sobre el que se deba actuar ahora", remacha Kittner.

Contador