Actualizado 05/05/2021 09:02 CET

Mastectomía preventiva de cáncer de mama, ¿qué debes saber?

Archivo - Mastectomia
Archivo - Mastectomia - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / WILDPIXEL - Archivo

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

La mastectomía para reducir el riesgo salva la vida de las mujeres que, debido a factores de riesgo hereditarios o de otro tipo, pueden tener un riesgo muy alto de desarrollar cáncer de mama a lo largo de su vida, según dos nuevos artículos de la revista escritos para orientar a médicos y pacientes. Dos nuevos estudios, en el 'Journal of the American Medical Association' (JAMA), recomiendan a todas estas pacientes deben también tratar con sus médicos las opciones no quirúrgicas, como las pruebas de detección y los medicamentos, para llegar a la mejor estrategia de tratamiento personalizada.

Ambos artículos son obra del doctor Ismail Jatoi, del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en San Antonio (también llamado UT Health San Antonio) y de la doctora Zoe Kemp, del Hospital Royal Marsden de Londres (Reino Unido).

"Las mujeres que tienen una mutación genética de alto riesgo o que han recibido radiación previa en la pared torácica son candidatas potenciales a la cirugía para prevenir el cáncer de mama", explica el doctor Jatoi, profesor y jefe de la División de Oncología Quirúrgica y Cirugía Endocrina. Lleva a cabo la cirugía del cáncer en el University Hospital y es miembro de la junta de tumores del Mays Cancer Center, sede del UT Health San Antonio MD Anderson Cancer Center.

La mayoría de las mujeres que se someten a una mastectomía de reducción de riesgo con reconstrucción mamaria acaban sintiéndose aliviadas de haber optado por ella. Sin embargo, los médicos y las pacientes deben tener en cuenta todos los beneficios y riesgos, incluidos los posibles problemas de calidad de vida, antes de someterse a una cirugía de este tipo, señala el doctor Jatoi.

Las mutaciones de los genes BRCA1 y BRCA2 son las variantes más comunes que aumentan el riesgo de cáncer de mama en las mujeres, pero también hay otras mutaciones de alto riesgo, como PTEN, TP53, STK11, CDH1 y PALB2.

"Todas estas mutaciones pueden dar a las mujeres un riesgo muy alto de desarrollar cáncer de mama, un riesgo que supera el 50% a lo largo de la vida --explica Jatoi--. Los equipos de oncología podrían considerar la posibilidad de realizar una mastectomía para reducir el riesgo en estas pacientes. Esta cirugía no elimina completamente el riesgo de cáncer de mama, pero lo reduce sustancialmente".

El riesgo no es cero porque los cirujanos no pueden eliminar todo el tejido canceroso de la mama, advierten. Otras mutaciones, como las de CHEK2 y ATM, sitúan a las pacientes en un riesgo moderado de desarrollar mama, y les confieren un riesgo que puede oscilar entre el 25% y el 50% de por vida, explica el doctor Jatoi.

"En el caso de esas mutaciones, no solemos recomendar la mastectomía preventiva, aunque algunas mujeres deciden hacérsela en función de sus antecedentes familiares --añade--. Las mujeres con estas mutaciones optan más a menudo por el cribado o los medicamentos para reducir su riesgo".

Las mujeres que tienen cáncer en una mama pueden tener un riesgo muy alto de desarrollarlo en la mama opuesta si tienen una mutación genética concreta o han recibido tratamientos previos de radioterapia en la parte frontal del pecho durante su infancia. "En el caso de esas mujeres, hacemos lo que se llama mastectomía contralateral de reducción de riesgo --explica el doctor Jatoi--. Esa operación no suele ser necesaria a menos que las mujeres tengan un riesgo muy alto de desarrollar cáncer en la mama opuesta".

Las mujeres que se sometieron a radiación de la pared torácica en el pasado deben ser evaluadas cuidadosamente, añade. "Las ponemos en la misma categoría que las mujeres con mutaciones BRCA1 y BRCA2 --destaca--. Estas mujeres recibieron radiación por un tipo diferente de cáncer, como el linfoma de Hodgkin, generalmente durante la infancia. Pueden ser candidatas a una mastectomía para reducir el riesgo".

Como conclusión, los expertos señalan que una mujer debe sopesar los beneficios y los riesgos con su médico, y decidir qué opciones son las mejores para ella. "No es una decisión que tome sólo el médico", advierte el doctor Jatoi.

Para leer más