Publicado 08/11/2021 18:19CET

La dieta 5:2, una buena opción tras la diabetes gestacional

Archivo - Ama bat haur jaioberriarekin.
Archivo - Ama bat haur jaioberriarekin. - CHILDREN'S NATIONAL HEALTH SYSTEM - Archivo

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

Una nueva investigación de la Universidad del Sur de Australia sugiere que la popular dieta 5:2 o de ayuno intermitente es tan eficaz como una dieta convencional de restricción de energía en mujeres que han tenido diabetes gestacional durante su embarazo, lo que les permite una mayor flexibilidad a la hora de perder peso.

En concreto, la investigación analizó los efectos tanto de la dieta 5:2 (cinco días de alimentación normal y dos días de 500 calorías) como de una dieta continua de restricción energética (1.500 calorías al día) sobre la pérdida de peso y los marcadores de riesgo de diabetes en mujeres con un diagnóstico previo de diabetes gestacional. Ambas dietas restringieron la energía en aproximadamente un 25 por ciento cada semana.

En todo el mundo, uno de cada cinco embarazos se ve afectado por la diabetes gestacional, y estas mujeres tienen un riesgo diez veces mayor de desarrollar diabetes de tipo 2 más adelante. Las mujeres que han tenido diabetes gestacional y además tienen sobrepeso corren un riesgo aún mayor. Esta diabetes tiene consecuencias para toda la vida y puede provocar otras enfermedades crónicas, como las cardiopatías y el cáncer.

La investigadora principal, la doctora Kristy Gray, de la UniSA, afirma que el hallazgo será muy bien acogido por las mujeres que quieran perder peso, especialmente para las madres con un nuevo bebé. "La diabetes gestacional es el tipo de diabetes de más rápido crecimiento en Australia, y afecta al 15 por ciento de los embarazos", afirma la doctora Gray.

Para controlar la diabetes gestacional, se recomienda una alimentación sana y una actividad física regular, y las dietas de restricción energética continua (o dietas que reducen las calorías en un 25-30%) son la estrategia más habitual para perder peso y prevenir la diabetes.

"Sin embargo, el problema es que las madres primerizas a menudo se sitúan en el último lugar, luchando contra la fatiga y haciendo malabarismos con las responsabilidades familiares, por lo que cuando se trata de perder peso, a muchas les resulta difícil seguir una dieta baja en calorías", señala la investigadora.

Sin embargo, prosigue, "la dieta 5:2 puede ser una opción menos abrumadora". Como solo reduce las calorías en dos días, "a algunas mujeres les resulta más fácil adoptarla y cumplirla, a diferencia de una dieta baja en calorías que requiere un control constante", explica.

"Nuestra investigación demuestra que la dieta 5:2 es tan eficaz para lograr la pérdida de peso como una dieta continua de restricción energética en mujeres que han tenido diabetes gestacional, lo cual es estupendo, porque proporciona a las mujeres una mayor capacidad de elección y control", reitera, para recordar que estas mujeres deben pedir consejo a un profesional de la salud antes de empezar este tipo de dieta, para asegurarse de que es adecuada para ellas.

Contador