Publicado 30/09/2020 08:29CET

¿Se debe acudir al médico antes de quedarse embarazada?

Mujer en el médico. Ginecólogo.
Mujer en el médico. Ginecólogo. - FSTOP123/GETTY - Archivo

    MADRID, 30 Sep. (EDIZIONES) -

   ¿Las mujeres deben acudir al especialista antes de quedarse embarazadas?¿Por qué puede ser importante una visita preconcepcional al ginecólogo?¿Debería hacerse siempre? La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) recomienda acudir al médico cuando se plantea una gestación, es decir acudir a una consulta preconcepcional.

   Ahora bien, según aclara en una entrevista con Infosalus la facultativo especialista en Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, la doctora Marina Antón Marazuela, esta consulta puede ser realizada en el marco de la Atención primaria o bien por un médico especialista.

   Según explica, la consulta preconcepcional tiene como finalidad identificar las condiciones sociales y médicas que puedan ser mejoradas antes del embarazo, con el fin de incrementar las posibilidades de un embarazo y de evitar riesgos no deseados.

   "Es importante acudir a su médico para realizar una correcta historia clínica e identificar aquellos antecedentes médicos, como hipertensión, diabetes mellitus, hipotiroidismo, epilepsias y otras muchas enfermedades que pueden condicionar los resultados de la gestación", afirma la ginecóloga.

   También ve importante la evaluación de los antecedentes reproductivos de la mujer, como los antecedentes de abortos, de parto prematuro, de preeclampsia o de muerte fetal intrauterina; algo que a su juicio permitirá prevenir, e incluso tratar, algunas de las causas asociadas, evitando así que se reproduzca en futuras gestaciones.

   Con todo ello, la experta del Hospital Universitario Ramón y Cajal remarca que toda mujer que desee quedarse embarazada debe seguir una serie de precauciones o de cuidados: "Debe potenciarse un hábito de vida saludable, es decir, tener una nutrición equilibrada, evitar el sobrepeso, el consumo de tóxicos como el alcohol o las drogas, así como la práctica de ejercicio físico moderado de forma regular.

   En su opinión, es muy importante evitar la toma de medicamentos que puedan ser teratógenos para una futura gestación (medicamentos que pueden producir malformaciones fetales), aparte de que advierte de que la exposición a productos químicos puede causar anomalías en el embrión.

   "Algunos de los más comunes tóxicos ambientales son pesticidas, gases (monóxido de carbono), radiaciones, plásticos disolventes y mercurio. La mujer embarazada o que planifique una gestación debe evitar exposiciones prolongadas a las anteriores", asegura la doctora Marina Antón Marazuela.

   Otro dato importante para aquellas mujeres que estén planeando quedarse embarazadas es la toma previa al mismo del ácido fólico. "Actualmente se recomienda una dieta rica en folatos, junto con el aporte farmacológico suplementario con folatos en todas aquellas mujeres que estén planificando un embarazo.

    El tubo neural es la estructura embrionaria que, al desarrollarse, se convierte en el cerebro y en la médula espinal. Existe una sólida evidencia sobre la reducción de la incidencia de los defectos del tubo neural con el consumo de cantidades adecuadas de folatos antes de la concepción y durante el embarazo", explica.

   Es más, mantiene que es "muy importante" que su administración sea diaria. "Una dieta apropiada puede aportar alrededor de 0,25 mg/día de folatos, por lo que es imprescindible asociar a la correcta alimentación una suplementación farmacológica con folatos. Para la prevención de los defectos del tubo neural, la suplementación deberá iniciarse entre las 4 y 12 semanas previas a la concepción", indica la experta.

   Por otro lado, si se desea un embarazo pero éste no se consigue, la facultativo especialista en Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid señala que se debe consultar con el especialista cuando no se consigue el embarazo tras un año de relaciones sexuales sin protección.

   "Cuando esto ocurre la pareja debe acudir al médico especialista para realizar una correcta historia clínica y exploración física, y posteriormente solicitar una serie de pruebas complementarias para comenzar el estudio de una posible esterilidad", sentencia la doctora Antón Marazuela.

Contador