Publicado 11/05/2021 08:07CET

Se confirma la baja mortalidad de embarazadas con COVID-19

Archivo - Cropped shot of doctor writing down while pregnant woman holding stomach
Archivo - Cropped shot of doctor writing down while pregnant woman holding stomach - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / LIGHTFIELDSTUDIOS

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Una nueva investigación basada en un análisis de datos de una gran base de datos de atención médica de Estados Unidos sugiere que la mortalidad hospitalaria es baja en las mujeres embarazadas con COVID-19, según este estudio de cohorte retrospectivo publicado en 'Annals of Internal Medicine'.

Informes anteriores sugirieron un mayor riesgo de muerte en mujeres embarazadas con COVID-19 en comparación con mujeres no embarazadas en edad reproductiva. Sin embargo, estos estudios pueden haber estado limitados por factores como registros con una proporción significativa de datos faltantes y verificación de casos sesgada.

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland y el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas, en Estados Unidos, estudiaron datos de Premier Healthcare Database, un repositorio de datos de todos los pagadores que captura el 20% de las hospitalizaciones en Estados Unidos para evaluar el riesgo de muerte intrahospitalaria entre pacientes embarazadas y no embarazadas en edad reproductiva hospitalizadas con COVID-19.

La cohorte consistió en 1.062 pacientes embarazadas y 9.815 no embarazadas de 15 a 45 años de edad hospitalizadas con COVID-19 y neumonía viral de abril a noviembre de 2020. Los datos mostraron que la muerte intrahospitalaria ocurrió en el 0,8% de las pacientes embarazadas y el 3,5% de las no embarazadas.

En el subgrupo de pacientes ingresadas en una unidad de cuidados intensivos, la mortalidad intrahospitalaria fue del 3,5% en las embarazadas y del 14,9% en las no embarazadas. Entre los que recibieron ventilación mecánica, La muerte intrahospitalaria ocurrió en el 8,6% de las pacientes embarazadas y en el 31,4% de las no embarazadas. Es de destacar que las pacientes embarazadas tenían menos probabilidades de tener la mayoría de las enfermedades concomitantes, como hipertensión, enfermedad pulmonar crónica, diabetes y obesidad.

Estos hallazgos demuestran que en general y dentro de múltiples subgrupos, las pacientes embarazadas tenían una tasa sustancialmente más baja de mortalidad hospitalaria. Según los investigadores, estos hallazgos son importantes porque se necesitan estudios con una determinación más exhaustiva del COVID-19 en el embarazo para sentar las bases para el manejo clínico y la política de atención médica.