Actualizado 06/10/2021 13:16 CET

Una de cada cuatro mujeres desconoce que existen diferentes tipos de cáncer de mama

Un estudio revela la falta de conocimiento en diversas áreas dentro del cáncer de mama, como la duración de la quimioterapia.
Un estudio revela la falta de conocimiento en diversas áreas dentro del cáncer de mama, como la duración de la quimioterapia. - GENESISCARE

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

Una de cada cuatro mujeres desconoce que existen diferentes tipos de cáncer de mama, según un estudio sobre el conocimiento de las mujeres españolas de esta patología llevado a cabo por GenesisCare.

Este estudio se ha realizado con motivo del inicio de octubre, declarado Mes de la Sensibilización sobre el Cáncer de Mama por la Organización Mundial de Salud (OMS). Se estima, apunta GenesisCare, que en España 33.375 mujeres desarrollarán cáncer de mama a lo largo de 2021.

Asimismo, el estudio revela que un 15 por ciento de las mujeres españolas considera que todos los tratamientos son iguales para esta enfermedad, lo que para GenesisCare, puede conducir a hábitos poco saludables, a ignorar los síntomas a la hora de estar alerta y a poseer dudar acerca de la autoexploración.

Sin embargo, las estadísticas muestran un alto grado de sensibilización, puesto que, el 53 por ciento de las mujeres afirma que se sienten seguras identificando los síntomas y el 65 por ciento se autoexamina con regularidad en busca de señales.

"Esto se debe a que, con el paso de los años, las mujeres se han dado cuenta de que el tiempo juega un papel trascendental en el tratamiento y diagnóstico del cáncer, ya que un resultado precoz puede salvar la vida de las pacientes", ha señalado GenesisCare.

Uno de los aspectos que señala como "erróneo" la compañía encargada del estudio es la cirugía, debido a que el 24 por ciento de las mujeres cree que la mastectomía o la doble mastectomía son inevitables en el curso del tratamiento. Además, un 50 por ciento considera que la cirugía dejaría cicatrices de por vida y un 53 por ciento vería afectada su autoestima por las heridas causadas.

"Existe la posibilidad de cirugía conservadora de la mama extirpando solo el tumor y a continuación, contamos con ratamientos innovadores y seguros como la radioterapia guiada por superficie (SGRT), gracias a la cual se puede emplear la técnica de tattooless, que evita dejar marcas o tatuajes permanentes en la piel, que la radioterapia tradicional hasta ahora dejaba", ha manifestado la doctora de GenesisCare, Escarlata López.

ALTERNATIVAS A LA CAÍDA DEL PELO

En esta línea, el estudio determina que un 34 por ciento de las mujeres piensa que la quimioterapia está incluida en todos los tratamientos contra el cáncer de mama y casi la mitad (46%) cree que perder el cabello es un efecto secundario inevitable del tratamiento. Sin embargo, añade la compañía, existen alternativas cuando la quimioterapia está indicada, como el casco de enfriamiento del cuero cabelludo.

"Este es un casco de silicona que se le coloca al paciente y través del que circula líquido refrigerante en un circuito cerrado. Este líquido actúa como vasoconstrictor y reduce el flujo de sangre en los folículos, disminuyendo la absorción por la célula y la difusión de la droga en los mismos. Por ende, hace a los folículos del pelo menos susceptibles al daño por la quimioterapia y se podría reducir la caída del cabello", ha detallado GenesisCare.

Además, las mujeres se preocupan por cómo encajará el tratamiento en sus vidas, ya que seis de cada diez encuestadas (57%) creen que el tratamiento las dejará exhaustas hasta el punto de no poder seguir con sus rutinas diarias.

De la misma manera, sólo una pequeña proporción de mujeres conoce que hay tratamientos que incluyen terapia hormonal (22%) y menos aún están al corriente de la terapia dirigida (12%), un uso de fármacos que se administran solos o junto con la quimioterapia para impedir l crecimiento y la propagación de las células cancerosas.

LA DETECCIÓN PRECOZ, CLAVE

En lo que respecta a la duración de las sesiones de quimioterapia, la mayoría se decantan por responder seis semanas aunque la media de respuestas es de diez. Un 16 por ciento estima que las sesiones duran una hora y un 54 por ciento cree que pueden ser dos horas o más pero lo correcto es una duración media en torno a las dos horas.

Por su parte, una de cada dos mujeres no sabe a qué edad puede someterse a un cribado poblacional mediante las campañas de diagnóstico precoz de su comunidad autónoma. De esta manera, es clave que la mujer acuda a sus citas programadas, ya que el cáncer de mama es una enfermedad con una probabilidad de curación del 85 por ciento, tal y como apunta GenesisCare.

Por último, el 73 por ciento de las mujeres que no estaban seguras de lo que podía suponer el tratamiento del cáncer de mama, admitieron que la falta de conocimiento hacía que la perspectiva de recibir
un diagnóstico fuera aún más aterradora. Asimismo, otro 55 por ciento admitió que el desconocimiento de todas las partes del proceso les incapacitaron para realizar las preguntas adecuadas.

Contador

Para leer más