Publicado 03/04/2021 08:56CET

Cómo avisa el infarto de corazón en la mujer

Archivo - Mujer mayor con dolor en el pecho.
Archivo - Mujer mayor con dolor en el pecho. - PIXELSEFFECT/ISTOCK - Archivo

   MADRID, 3 Abr. (EDIZIONES) -

   En nuestra sociedad sigue imperando la idea errónea de que el infarto es solo cosa de hombres, cuando esto no es así. A día de hoy, a partir de la menopausia, la enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte en la mujer, por encima del cáncer de mama.

   Así lo asegura en una entrevista con Infosalus el doctor Javier Ruyra, cirujano cardiovascular y jefe del servicio de cirugía cardiaca del Centro Médico Teknon de Barcelona, y presidente de la Fundación CardioDreams, que impulsa programas de salud cardiovascular en la mujer.

    Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), mueren 9.000 mujeres más que hombres de enfermedades cardiovasculares. El cardiólogo de Quirónsalud alerta también de que "cada minuto en España se puede morir alguna mujer por infarto de miocardio y al día, una media de 16-17 mujeres fallecen en España por estas patologías, acumulando unos 5.000-6.000 infartos en la mujer al año".

   Precisamente, un reciente artículo de revisión publicado en el European Heart Journal concluye que "los cambios hormonales que las mujeres experimentan a lo largo de su vida tienen un impacto en el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular".

   Desde el Grupo de Trabajo de Mujeres en Cardiología de la Sociedad Española de Cardiología constatan que el riesgo de muerte en la mujer con infarto de miocardio era el doble que en los hombres (18,7% frente a 9,3%), en parte debido a una menor utilización de la angioplastia primaria en la mujer, y también que la aparición de insuficiencia cardiaca después de un infarto de miocardio es más frecuente en ellas que en los varones.

   Entonces, ¿cómo avisa el infarto de corazón en la mujer? El doctor recalca que los síntomas difieren de los del hombre: "En el hombre es un dolor en el pecho muy opresivo que se irradia hacia el brazo izquierdo con sudoración. En la mujer muchas veces no es así, sino que es un dolor difuso en la parte alta del estómago, o bien una sensación de disconfort, de un malestar general que cuesta reconocer desde el punto de vista clínico".

   Desde la Fundación Española del Corazón remarcan igualmente que los síntomas clásicos del infarto también pueden darse en la mujer: dolor opresivo en el centro del pecho o en la zona epigástrica (estómago), que puede irradiarse a brazo izquierdo, ambos brazos, cuello, mandíbula y/o espalda; sudoración, nauseas y dificultad respiratoria.

   "El dolor torácico típico en mujeres es menos específico y en un porcentaje mayor se objetiva enfermedad coronaria no obstructiva. El colectivo femenino sufre con más frecuencia náuseas, vómitos e indigestión, y también refieren más a menudo dolor en el centro de la espalda y en la mandíbula. Por otra parte, las mujeres premenopáusicas suelen presentar con mayor frecuencia que las posmenopáusicas síntomas atípicos, mientras que las mujeres de edad avanzada pueden referir disnea súbita. Cualquiera de estos síntomas puede ser un infarto y hay que solicitar ayuda médica de forma precoz", subraya.

PRIMERA CAUSA DE MUERTE EN MUJERES

   El doctor Ruyra insiste en este sentido en que las mujeres deberían saber que tienen enfermedad cardiovascular, que no es solo cosa de hombres, y que pueden padecer igualmente infartos: "Es la primera causa de muerte de las mujeres en España. Las mujeres tienen que cuidar su corazón, sobre todo a partir de la menopausia porque las hormonas femeninas dejan de proteger a la mujer. Si piensas que te puede pasar estas más al tanto".

   En este sentido, destaca que uno de los problemas que ocurre con el infarto de la mujer es que se llega tarde. En primer lugar porque las mujeres, a pesar de sentir ese dolor torácico, o sensación que no identifican, no consultan porque no consideran que puedan estar padeciendo una angina de pecho o un infarto, o bien porque no le dan la importancia como se merecen porque siempre se están preocupando más de los demás que de ellas mismas.

   Después, el cirujano cardiovascular resalta que un problema habitual es que en las Urgencias del hospital se diagnostiquen erróneamente los casos, y estos se identifiquen con cuadros de ansiedad, de nervios, o incluso con cansancio. "Como no existe la percepción de que puede ser un problema cardíaco en la mujer, en Urgencias muchos médicos no identifican que esa mujer pueda tener un problema de corazón y lo achacan a ansiedad, a resfriados, o por ejemplo a molestias musculares; siendo el 50% de los diagnósticos erróneos en este sentido. Hay discriminación de género porque ellas mismas no lo saben, después acuden tarde a un centro sanitario, y también los médicos no lo saben diagnosticar", añade.

   El presidente de la Fundación CardioDreams remarca que un infarto expresa que hay parte del corazón que deja de tener riesgo sanguíneo, por lo que se muere, se necrosa. "Cuanto más tiempo se retrase el diagnóstico, peor será el pronóstico para la paciente dado que la extensión del infarto será mayor y tendrá peores consecuencias", afirma el especialista.

CÓMO SE PUEDE PREVENIR

   En cuanto a cómo podemos prevenir el infarto de corazón en la mujer, el doctor Ruyra manifiesta que de igual forma que en los hombres, y partiendo de la idea de que todos conocemos los factores de riesgo cardiovascular, y la necesidad de mantener una actividad saludable, una dieta mediterránea, el no fumar, no tener sobrepeso, controlar los factores de riesgo clásicos, como la diabetes, la hipertensión o el colesterol, entre otros factores.

   "Los infartos en la mujer tienen un peor pronóstico que en el hombre, una mayor mortalidad", según incide, por ello, subraya que lo más importante es que la mujer sea consciente de que la principal causa de muerte en España es la cardiovascular en la mujer, por encima del cáncer de mama. "Las mujeres deben cuidar su corazón y a partir de los 50 realizarse chequeos cardiacos. Cuando tengan dolor torácico o una sensación que no se identifica bien podría tener una angina de pecho o infarto", añade.

   Desde la Fundación Española del Corazón agregan en este sentido que un porcentaje mayor fallece antes de llegar a un hospital (52% frente al 42% en los hombres) y el pronóstico es también peor tras la hospitalización. "Lo explican factores como que las mujeres tienden a presentar enfermedad coronaria aproximadamente 10 años más tarde que los hombres, por lo que suelen tener mayores comorbilidades (enfermedad renal, osteoarticular, anemia, entre otros factores)", apostilla.

Contador

Para leer más