Publicado 04/03/2022 07:44

Asocian reglas irregulares al riesgo de enfermedad de hígado graso no alcohólico

Archivo - Hígado graso, mujer, dolor.
Archivo - Hígado graso, mujer, dolor. - THARAKORN/ ISTOCK - Archivo

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las mujeres con períodos largos o irregulares tienen un mayor riesgo de diabetes tipo 2 y enfermedades del corazón, pero los investigadores han descubierto ahora que también pueden estar en riesgo de enfermedad de hígado graso no alcohólico (NAFLD), según un nuevo estudio publicado en el 'Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism', la revista de la Sociedad Endocrina norteamericana.

La enfermedad de hígado graso no alcohólico (NAFLD) es una patología crónica en la que se acumula un exceso de grasa en el hígado pero no debido al consumo excesivo de alcohol. Puede evolucionar hasta convertirse en un daño hepático crónico y se asocia a un mayor riesgo de muerte. La dieta y el ejercicio son el tratamiento estándar ya que no se ha aprobado ningún medicamento para tratar la enfermedad.

"Los resultados de nuestro estudio muestran que los ciclos menstruales largos o irregulares pueden estar asociados a un mayor riesgo de desarrollar NAFLD, y esta relación no se explica por la obesidad", afirma el doctor Seungho Ryu, del Centro de Estudios de Cohortes del Centro de Atención Sanitaria Total del Hospital Kangbuk Samsung de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sungkyunkwan, en Seúl (Corea del Sur).

"Estudios anteriores han demostrado que los ciclos menstruales largos o irregulares se asocian a la diabetes de tipo 2 y a las enfermedades cardiovasculares, pero nuestro estudio es el primero en encontrar una relación entre los ciclos menstruales largos o irregulares y la NAFLD", añade.

Los investigadores estudiaron un conjunto de datos de 72.092 mujeres menores de 40 años. Alrededor del 28% de estas mujeres tenían ciclos menstruales largos o irregulares, y el 7% padecía NAFLD. Realizaron un seguimiento cuatro años después y descubrieron que se producían nuevos casos de NAFLD en casi el 9% de las mujeres.

El equipo de investigadores coreanos y británicos concluyen que existía una relación entre los ciclos menstruales largos o irregulares en mujeres jóvenes premenopáusicas y un mayor riesgo de padecer NAFLD.

"Las mujeres jóvenes con ciclos menstruales largos o irregulares podrían beneficiarse de cambios en su estilo de vida para reducir el riesgo de HGNA y de otras enfermedades cardiometabólicas", señala Ryu.