Alterar la función menstrual a voluntad,¿tiene riesgos?

Publicado 05/07/2019 8:13:32CET
Mujer con un calendario de días de regla.
Mujer con un calendario de días de regla.GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / AARONAMAT - Archivo

   MADRID, 5 Jul. (EDIZIONES) -

   La menstruación es un proceso biológico que resulta incómodo, y no sólo por el dolor que en ocasiones lleva aparejado. Por ello, no es de extrañar que muchas mujeres se interesen por alterar su función menstrual o llevar a cabo tratamientos que la suspendan durante un período de tiempo finito. Puede ser por motivos muy diversos. Por ejemplo, que la menstruación interfiera en su trabajo, como en el caso de deportistas de élite o modelos, por comodidad o porque, simplemente, no le apetezca tener la regla.

   La regulación de la función menstrual tiene lugar "por encima del eje hipotálamo-hipófisis del sistema nervioso central, una regulación endocrina", indica en una entrevista con Infosalus el jefe de Ginecología y Obstetricia del Hospital La Luz (Madrid), el doctor Manuel Albi. Por lo tanto, "señales desde el sistema nervioso central pueden alterar la función menstrual", agrega el experto.

   No obstante, hay que diferenciar la desregulación de la función menstrual o la pérdida de la menstruación por causas patológicas y no patológicas. Las patológicas se concretan en "si la mujer está enferma, vive en una situación de penuria o de estrés severo", explica el doctor Albi.

   Pero también la regla puede modificarse a voluntad de manera medicamentosa. "De forma medicamentosa se puede alterar o modificar la función menstrual de la manera que más o menos se quiera", confirma el doctor Albi. En concreto, con anticonceptivos. La menstruación se produce por una disminución de los niveles de estrógenos en la sangre dentro del ciclo menstrual y esta disminución es lo que hace que se descame el endometrio.

   "La descamación de forma periódica es la regla y actúa consiguiendo subidas y bajadas de las hormonas en la sangre de la mujer", resume el jefe de Ginecología y Obstetricia del Hospital La Luz, por lo que puede dejarse a una mujer "sin esa disminución de hormonas que le producen la regla".

   El procedimiento es sencillo. Con "una dosis baja mantenida en el tiempo de esas hormonas", matiza el doctor Albi, se conseguiría que la mujer no tenga la regla durante todo el tiempo en que se están utilizando esas hormonas.

   Por otro lado, el experto puntualiza que podrían existir algunas decisiones desde el punto de vista médico en las que sería preferible que una mujer no tuviera la regla. Es, fundamentalmente, cualquier "situación en la que se recomienda el reposo ovárico y que los ovarios estén sin funcionar durante un tiempo, como una endometriosis", apunta el doctor Albi.

¿ES CONTRAPRODUCENTE?

   Alterar la función menstrual no tiene ningún efecto sobre el cuerpo de la mujer y se puede suspender la regla durante períodos prolongados, especifica el experto. No obstante, por lo general, "no se recomienda que el período sea superior a 120 días", según el doctor Albi, que insiste en que la mujer puede estar "cuatro o cinco meses sin tener la regla si esa es su conveniencia".

   Pero es importante que la mujer esté informada sobre que tiene esa opción. La información también es importante si se quiere usar este mecanismo como método anticonceptivo. "Es una decisión también de la mujer que tiene que estar y tomar la decisión que a ella le convenga", resume el doctor Albi.

Contador