Publicado 04/05/2020 17:51:16 +02:00CET

Hasta el 70% de las mujeres con cáncer de ovario padecen desnutrición

Mujer con cáncer en la venta del hospital.
Mujer con cáncer en la venta del hospital. - KATARZYNABIALASIEWICZ/GETTY - Archivo

MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

Hasta el 70 por ciento de las mujeres con cáncer de ovario padecen desnutrición, según ha comentado el doctor del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario de La Paz de Madrid, Andrés Redondo, con motivo de la celebración, el próximo 8 de mayo, del Día Mundial de esta enfermedad oncológica.

El cáncer de ovario es difícil de diagnosticar precozmente, siendo esta la principal causa de su elevada mortalidad. A medida que el tumor crece pueden comenzar a aparecer algunos síntomas como pérdida de apetito, sensación de plenitud abdominal tras la comida o pérdida de peso.

"El cáncer de ovario es el tumor ginecológico asociado a una mayor mortalidad, principalmente porque en la mayoría de los casos se detecta en una fase avanzada, cuando el tumor ya se ha extendido por toda la cavidad abdominal. Esto ocasiona que, con frecuencia, estas pacientes puedan tener comprometido el tracto digestivo, y presentar síntomas como náuseas, vómitos o alteración del tránsito intestinal (estreñimiento o diarrea), que pueden a su vez favorecer la aparición de una malnutrición", ha comentado el doctor.

Por otro lado, los tratamientos oncológicos, como cirugía y quimioterapia, producen efectos adversos adicionales como intestino corto, diarrea, malabsorción y astenia, la desnutrición en estas pacientes tiene un origen multifactorial y, a menudo, no reconocido.

En este sentido, el experto ha señalado que el cáncer de ovario es la principal causa de muerte entre las neoplasias ginecológicas. Su manifestación clínica habitual se da en etapas avanzadas, en este sentido, la mayoría de las pacientes (70-80%) se diagnostican cuando ya existe un deterioro nutricional, pérdida de peso y consecuentemente disminución de la masa y fuerza del músculo esquelético (definida como sarcopenia).

La sarcopenia parece tener un papel importante en los resultados oncológicos de pacientes con cáncer de ovario. De hecho, existen síntomas avanzados en cáncer de ovario, como anorexia y náuseas, que causan una reducción de la ingesta de carbohidratos y antioxidantes. De hecho, se ha demostrado que un defecto metabólico en estas pacientes podría influir incluso en su estado psicológico, el cual juega un papel importante en la calidad de vida.

IMPORTANCIA DE LA NUTRICIÓN CLÍNICA EN LAS PACIENTES

Asimismo, las guías clínicas de nutrición en pacientes con cáncer de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) recomiendan la valoración nutricional en todas las pacientes identificadas en riesgo de desnutrición.

Según los expertos, es necesario proponer un soporte nutricional adecuado que les ayude a maximizar su capacidad para afrontar los tratamientos oncológicos y optimizar su bienestar.

"El mantenimiento de una nutrición adecuada es importante en todos los pacientes con cáncer, pero principalmente en aquellos con tumores avanzados, que son los que con frecuencia se asocian a malnutrición y pérdida de peso. Algunos estudios han mostrado cómo las intervenciones nutricionales pueden disminuir la estancia hospitalaria y el riesgo de complicaciones postoperatorias en pacientes intervenidas de un cáncer de ovario", ha dicho Redondo.

Por otro lado, apostilla, en pacientes con tumores avanzados o recurrentes que se encuentran en tratamiento con quimioterapia, los parámetros analíticos asociados a una malnutrición se han asociado con un peor pronóstico. De ahí la importancia de que todos los especialistas implicados en el tratamiento de las pacientes con cáncer de ovario estén sensibilizados sobre la importancia de mantener una nutrición adecuada.

Según el consenso de expertos sobre abordaje nutricional del paciente oncológico de la Sociedad Española de Nutrición Enteral y Parenteral (SENPE), la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y la SEOM, recomiendan utilizar un cribado nutricional de forma rutinaria en el momento del diagnóstico y durante el curso de la enfermedad, para detectar el riesgo de desnutrición.

Y si fuera positivo, realizar una completa evaluación nutricional, para diagnosticar la desnutrición. Al mismo tiempo que señalan que el seguimiento nutricional del paciente con cáncer debe ser multidisciplinar y adaptado a las características de cada centro.

Las guías de la Sociedad Europea de Nutrición Clínica y Metabolismo (ESPEN) y de la Sociedad Americana de Nutrición Parenteral y Enteral (ASPEN) afirman que, es prioritario que en estas pacientes se tenga en cuenta, junto a la enfermedad subyacente, también sus niveles de actividad, tolerancia gastrointestinal, inestabilidad metabólica, problemas de realimentación y la duración requerida del soporte nutricional.

En el caso de intervención quirúrgica, el soporte nutricional preoperatorio puede ser beneficioso si se proporciona una o dos semanas antes de la cirugía. Finalmente, la evidencia científica sugiere que las intervenciones nutricionales de nutrición postoperatoria temprana pueden reducir el tiempo de hospitalización en pacientes con cáncer ginecológicos sometidos a cirugía mayor

Contador

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Sanidad no registra ninguna muerte por Covid-19 por primera vez desde principios de marzo

  2. 2

    La Comunidad de Madrid empezará el miércoles con el segundo reparto de mascarillas en las farmacias

  3. 3

    Madrid trasladó a Illa el 9 de marzo que iba a actuar ya pero el Gobierno "no veía tan clara su determinación"

  4. 4

    Sanidad observa un aumento de bacteriemias en pacientes Covid-19 ingresados en UCIs

  5. 5

    Castellón, Cantabria y Guipúzcoa, las provincias más vulnerables al contagio del Covid-19