Publicado 08/11/2021 18:19CET

Un virus muy abundante en humanos podría ser un biomarcador de la COVID-19

Los niveles de TTV, un virus aparentemente inofensivo considerado un indicador de inmunodepresión, tienden a ser más altos en las personas infectadas por el SARS-CoV-2.
Los niveles de TTV, un virus aparentemente inofensivo considerado un indicador de inmunodepresión, tienden a ser más altos en las personas infectadas por el SARS-CoV-2. - IMT-USP

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de São Paulo (Brasil) sugiere que la carga de torque teno virus (TTV) en personas infectadas por el SARS-CoV-2 puede utilizarse como marcador de la gravedad y la recuperación de la COVID-19.

El TTV es uno de los virus más frecuentes en el organismo humano. También es común en monos y animales domésticos. Su presencia no se ha asociado a ninguna enfermedad conocida, pero su replicación excesiva es una señal de que algo va mal en el sistema inmunitario.

La correlación entre una carga elevada de TTV y la inmunosupresión se ha utilizado en medicina en determinados contextos, como el control de los pacientes trasplantados que toman medicación para evitar el rechazo del órgano trasplantado.

"Utilizamos muestras analizadas de 91 pacientes diagnosticados con SARS-CoV-2 por PCR, y de 126 personas con síntomas de gripe que dieron negativo. Encontramos que el título de TTV era mayor en los sujetos infectados por el nuevo coronavirus. Cuanto más alto era el título, más tiempo permanecían enfermos. Los síntomas desaparecían a medida que disminuía la carga viral. En los sujetos no infectados, el título de TTV se mantuvo estable durante todo el periodo sintomático", explica Maria Cássia Mendes-Correa, primera autora del artículo, que se ha publicado en la revista 'PLOS ONE'.

Analizando muestras de pacientes, los investigadores han investigado cómo la eliminación del SARS-CoV-2 varía con el tiempo en diferentes fluidos corporales, como la sangre, la orina y la saliva.

"Entonces se nos ocurrió analizar la carga de TTV en estas muestras para averiguar si se correlacionaba con la gravedad de la COVID-19. Los resultados mostraron que, efectivamente, el TTV puede servir como marcador de la progresión y el desenlace de esta enfermedad. Cuanto más sintomático es el paciente, mayor es la carga de TTV en la muestra", explica Mendes-Correa.

Todos los pacientes incluidos en el estudio tenían COVID-19 leve o moderado. Las cargas virales de TTV y SARS-CoV-2 se midieron en muestras de saliva. Según las respuestas a un cuestionario, ninguno de los participantes tenía enfermedades que causan inmunosupresión, como el cáncer o el VIH/sida. "La COVID-19 parece provocar un grado de inmunodepresión al causar un desequilibrio del sistema inmunitario, y esto favorece la replicación del TTV", detalla Mendes-Correa.

El descubrimiento no tiene aplicaciones clínicas directas, pero puede contribuir en el futuro a mejorar el diagnóstico y el pronóstico de la COVID-19. "Todos buscamos formas de obtener un diagnóstico rápido y preciso. Una de las posibilidades es desarrollar un 'kit' que dosifique varios biomarcadores de la enfermedad al mismo tiempo y luego evaluar los resultados con la ayuda de algoritmos. La medición del título de TTV es una de las varias pruebas que podrían incluirse en estos algoritmos para apoyar el diagnóstico. Esta es la dirección en la que va la medicina", concluye la investigadora.

Contador