Actualizado 14/06/2021 09:22 CET

Validan unas nuevas pruebas de ADN del cáncer en sangre

Archivo - Extracción de sangre para pruebas del coronavirus en un centro de salud vasco
Archivo - Extracción de sangre para pruebas del coronavirus en un centro de salud vasco - H. BILBAO / EUROPA PRESS - Archivo

   MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Un equipo internacional ha presentado los resultados de una evaluación independiente de cinco ensayos disponibles en el mercado para la secuenciación del ADN tumoral, un método rápido, barato y menos invasivo para diagnosticar y controlar el cáncer.

   Los investigadores revelaron que todos los ensayos podían detectar de forma fiable el llamado ADN tumoral circulante (ADNc) cuando constituía el 0,5% del ADN total en sangre, un nivel de sensibilidad que permite la detección, el análisis genético y el seguimiento de los tumores en fase avanzada y metastásicos.

   El estudio, publicado en la revista 'Nature Biotechnology', constituye un hito importante en el uso de los ensayos de ADNc como diagnóstico del cáncer, ya que establece las directrices de las mejores prácticas y descubre áreas clave para el desarrollo futuro.

   La investigación ha sido dirigida por el Instituto Garvan de Investigación Médica, el Centro Nacional de Investigación Toxicológica de la FDA y la Universidad de Ciencias Médicas de Arkansas, en Estados Unidos. Forma parte del proyecto de Control de Calidad de la Secuenciación Fase 2, dirigido por la FDA, que tiene como objetivo desarrollar protocolos estándar y métricas de control de calidad para el uso de la secuenciación de nueva generación en la medicina de precisión, con el fin de hacerla realidad para los pacientes.

   "Para que los ensayos de ctADN sean beneficiosos para los pacientes en la clínica, es necesario que detecten las mutaciones del cáncer de forma precisa y consistente en diferentes laboratorios y muestras. Nuestro estudio es la evaluación más completa del rendimiento analítico de los ensayos de ctADN hasta la fecha y representa un importante paso adelante en este campo", afirma el primer autor, el doctor Ira Deveson, del Instituto Garvan.

   Cuando las células cancerosas se desarrollan, acumulan mutaciones en su ADN, cuyos fragmentos entran en el torrente sanguíneo cuando las células cancerosas se rompen. Gracias a los ensayos que emplean la secuenciación de nueva generación, estos fragmentos de ctADN pueden detectarse ahora en las muestras de sangre de un paciente, lo que podría utilizarse para identificar y controlar el cáncer como alternativa a las biopsias de tejido, más invasivas.

   Sin embargo, aunque los ensayos de ctADN ya se están adoptando en los ensayos clínicos de oncología de precisión, los investigadores y los médicos aún no conocen a fondo la precisión de los ensayos actuales y los aspectos de la tecnología que aún deben mejorarse. Este conocimiento ayuda a definir para qué aplicaciones es adecuada la secuenciación de ctADN y es necesario antes de que la secuenciación de ctADN pueda implementarse ampliamente en la práctica clínica.

   En su estudio, los investigadores de 12 laboratorios participantes de Europa, Asia y Estados Unidos evaluaron el rendimiento de los actuales ensayos de ADNc líderes en la industria, de las empresas Roche Sequencing Solutions, Illumina, Integrated DNA Technologies y Burning Rock Dx y Thermo Fisher Scientific.

   Probaron los ensayos utilizando experimentos sintéticos y muestras de referencia de ADNc falso. Su análisis reveló que todos los laboratorios detectaron mutaciones de ADNc por encima del 0,5% de frecuencia relativa (consistente con tumores en fase avanzada y metastásicos) con alta sensibilidad, precisión y reproducibilidad utilizando todos los ensayos participantes. Sin embargo, los ensayos detectaron niveles más bajos de ctADN (consistentes con un cáncer en fase inicial o con signos tempranos de recaída de la enfermedad) de forma poco fiable e inconsistente entre las diferentes pruebas.

   En el artículo, los investigadores exponen las prioridades para el desarrollo futuro de los ensayos de ADNc, que, según afirman, contribuirán al avance de la tecnología para aplicaciones clínicas en el seguimiento de la progresión del tumor, la respuesta a la terapia y la recaída del cáncer.

   "Nuestros hallazgos indican que los ensayos de ctADN participantes pueden ser adecuados para la estratificación molecular y la elaboración de perfiles de evolución tumoral en pacientes con cáncer avanzado. Esto debería ayudar a despejar el camino para ensayos clínicos más avanzados de ensayos de ctADN", afirma el profesor asociado Donald Johann Jr., de los departamentos de Informática Biomédica y Medicina Interna de la Facultad de Medicina de la Universidad de Arkansas.

   "Comprender los límites de detección de los ensayos actuales era un paso crucial hacia un futuro en el que los análisis de sangre puedan utilizarse de forma rutinaria como herramienta de detección del cáncer. Este estudio crítico es una evaluación analítica exhaustiva de los ensayos de ctADN, que definió los límites de diagnóstico, evaluó la reproducibilidad e identificó las variables experimentales clave que impactan en el rendimiento, y que ha sido solicitado por organizaciones gubernamentales, reguladoras y clínicas", dice el doctor Joshua Xu, del Centro Nacional de Investigación Toxicológica de la FDA.

   "Nuestro análisis independiente del rendimiento es un mecanismo crucial para impulsar los avances en los enfoques de secuenciación de próxima generación para su uso en la detección y gestión del cáncer. Esperamos que ayude a mejorar la sensibilidad y fiabilidad de las pruebas para diagnosticar tumores en fases tempranas", comenta el coautor, el profesor asociado Tim Mercer, del Instituto Garvan y el Instituto Australiano de Bioingeniería y Nanotecnología de la Universidad de Queensland.

Para leer más