Publicado 06/07/2022 16:53

La vacuna de nanopartículas protege contra un espectro de variantes que causan COVID-19

Archivo - Vacunación, vacuna, covid-19, coronavirus.
Archivo - Vacunación, vacuna, covid-19, coronavirus. - RECEP-BG/ ISTOCK - Archivo

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La vacuna de nanopartículas protege contra un espectro de variantes que causan COVID-19, según un estudio dirigido por investigadores del Instituto Tecnológico de California (Estados Unidos) y que ha sido publicado en la revista 'Science'.

Los betacoronavirus, incluidos los que causaron las pandemias de SARS, MERS y COVID-19, son un subconjunto de coronavirus que infectan a humanos y animales. La vacuna funciona presentando al sistema inmunitario fragmentos de las proteínas de punta del SARS-CoV-2 y otros siete betacoronavirus similares al SARS, unidos a una estructura de nanopartículas de proteína, para inducir la producción de un amplio espectro de anticuerpos de reacción cruzada.

En concreto, según los investigadores, cuando se vacunaron con esta nanopartícula de mosaico, los modelos animales se protegieron de un coronavirus adicional, el SARS-CoV, que no era uno de los ocho representados en la vacuna de nanopartículas.

"Los animales vacunados con las nanopartículas de mosaico-8 provocaron anticuerpos que reconocieron prácticamente todas las cepas de betacoronavirus similares al SARS que evaluamos. Algunos de estos virus podrían estar relacionados con la cepa que causa el próximo brote de betacoronavirus similar al SARS, por lo que lo que realmente queremos sería algo que se dirija a este grupo de virus. Creemos que lo tenemos", han dicho los expertos.

La tecnología de la vacuna para unir fragmentos de un virus a nanopartículas de proteína fue desarrollada inicialmente por colaboradores de la Universidad de Oxford. La base de la tecnología es una pequeña estructura similar a una jaula (una nanopartícula) compuesta de proteínas diseñadas para tener apéndices "pegajosos" en su superficie, sobre los cuales los investigadores pueden unir proteínas virales etiquetadas.

Estas nanopartículas se pueden preparar para mostrar piezas de un solo virus (nanopartículas 'homotípicas') o piezas de varios virus diferentes (nanopartículas 'mosaico'). Cuando se inyecta en un animal, la vacuna de nanopartículas presenta estos fragmentos virales al sistema inmunitario. Esto induce la producción de anticuerpos, proteínas del sistema inmunitario que reconocen y combaten patógenos específicos,

La idea es que una vacuna de este tipo podría inducir al cuerpo a producir anticuerpos que reconozcan ampliamente los betacoronavirus similares al SARS para combatir variantes además de las presentadas en la nanopartícula al enfocarse en las características comunes de los RBD virales. Este diseño surge del hecho que la diversidad y disposición física de los RBD en la nanopartícula enfocará la respuesta inmune hacia partes del RBD que son compartidas por toda la familia de coronavirus del SARS, logrando así inmunidad para todos. Los datos informados en Science hoy demuestran la eficacia potencial de este enfoque.