Publicado 07/07/2022 12:04

Usar gafas no homologadas puede ser "más peligroso" para los ojos que no usar ningunas, según experto

Archivo - El Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León detallan cómo debe ser una gafa de sol para el verano.
Archivo - El Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León detallan cómo debe ser una gafa de sol para el verano. - COLEGIO DE ÓPTICOS-OPTOMETRISTAS DE CASTILLA Y LEÓ

MADRID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

Usar gafas no homologadas puede ser "más dañino y peligroso" para los ojos que no usar gafas, ya que "las lentes no homologadas no protegen de los rayos porque únicamente incorporan filtro solar y no el filtro de protección ultravioleta", señala el doctor Alfonso Castanera, especialista de Miranza IBO, afirma que

Según el especialista, "esto hace que se dilate la pupila y la luz ultravioleta incida directamente en el cristalino, pudiendo provocar cataratas precoces o queratitis por exposición solar".

Los expertos subrayan que la elección de unas gafas de sol adecuadas también puede evitar patologías oculares que, en algunos casos, pueden derivar en tumores o carcinomas y destacan que es importante conocer las necesidades de nuestros ojos y tener en cuenta la edad. "Las gafas adecuadas en la adolescencia no serán las mismas que superados los 60 años, por ejemplo" afirmar Castanera.

Asimismo, la sobreexposición solar puede causar un envejecimiento prematuro de la zona periocular, que se manifiesta a través de arrugas, manchas o flacidez. Además del aspecto puramente estético de la piel que rodea el ojo, el doctor Joan Oliveres, especialista en oculoplástica y en estética y rejuvenecimiento ocular y facial de IMO Grupo Miranza, explica que "existen diversas patologías que pueden aparecer en la piel como consecuencia de la exposición al sol, como la queratosis actínica o solar, un tipo de lesión de la piel similar a una verruga que en ocasiones pica o sangra y que es común que aparezca en los párpados".

Los especialistas de Miranza recuerdan la importancia de tener en cuenta que el daño solar es el principal factor de riesgo en la mayoría de los tumores cutáneos malignos, así como de algunas patologías ligadas a la visión. En este sentido, recomiendan a la población proteger especialmente sus ojos durante el verano con unas gafas de sol adecuadas.

Los expertos ofrecen las claves para hacer buena una elección, entre las que se encuentran escoge unas gafas homologadas por la Comunidad Europea con el sello CE, que generalmente aparece en la varilla de las gafas, y que garantiza una correcta protección frente a los rayos ultravioletas.

Además, es aconsejable elegir las gafas teniendo en cuenta la época del año para elegir bien el filtro, que puede ir de 0 a 4 en función de la opacidad de la lente. En verano será mejor la categoría 4, con una coloración más oscura y que contribuye a una menor molestia del sol. No obstante, la categoría 0, la de la lente más clara, protege de igual manera de los rayos ya que la protección la aporta el filtro que debe ser 100% ultravioleta.

"Si padeces fatiga ocular o simplemente quieres prevenirla, la mejor opción será unas gafas polarizadas que eviten los reflejos y mejoren la visibilidad. Y adquiere tus gafas de sol en una óptica o centro que garantice la calidad de los productos. Los especialistas te recomendarán la mejor opción en cada caso y te las podrán graduar si resulta necesario", afirman.