Publicado 01/07/2020 10:58CET

El tratamiento 'on line' ha permitido que las personas con trastorno alimentario no empeorasen su estado

Tratamietno gripo Ita
Tratamietno gripo Ita - GRUPO ITA

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El tratamiento 'on line' ha permitido que las personas con trastorno alimentario no empeorasen su estado durante el confinamiento, según ha asegurado el director clínico del Grupo Ita, Antoni Grau, tras realizar un seguimiento a 463 pacientes.

En concreto, el equipo de investigación de Ita ha llevado a cabo un estudio para poder medir la eficacia de esta modalidad dentro del tratamiento especializado de los trastornos de salud mental. Los resultados del estudio toman como muestra los pacientes de trastorno de conducta alimentaria que siguieron su tratamiento de forma 'on line'.

El objetivo principal del trabajo ha sido poder medir y comprobar la eficacia del tratamiento 'on line' a través de comparar el estado de los pacientes antes y después del confinamiento, la satisfacción de los pacientes ante esta nueva modalidad y la opinión de los profesionales de Ita.

Los primeros resultados del estudio muestran que gracias al tratamiento 'on line' los pacientes no empeoraron durante el confinamiento. De hecho, un 72 por ciento de los pacientes han tenido mejora en la sintomatología psicológica después del confinamiento.

Además, los pacientes han puntuado el tratamiento 'on line' con un 8,26 sobre 10. "Con estos resultados podemos comprobar la eficacia del tratamiento 'on line' en los trastornos de salud mental, ya que ha sido una herramienta que ha permitido al paciente seguir avanzando en su recuperación no empeorando su situación en un momento tan extremo como el que han vivido", han comentado los expertos,.

A pesar de los resultados positivos de esta modalidad, han avisado de que el tratamiento presencial sigue siendo necesario para el tratamiento de estas patologías, ya que hay ciertos beneficios de la terapia presencial que no se pueden conseguir a través de los dispositivos digitales.

"En el Hospital de Día presencial hay un aspecto convivencial. El paciente no solo recibe un tratamiento o realiza una terapia de grupo, sino que está en un ámbito físico compartido, está fuera de las terapias con sus compañeras y, por otro lado, en el caso del tratamiento de trastornos de la conducta alimentaria, el Hospital de Día también tiene la función de supervisión de aspectos como las ingestas y el peso. Todo esto se pierde con la modalidad online", ha zanjado Grau.