Publicado 23/05/2022 11:49

Trastornos hormonales: ¿Por qué se generan? ¿Cuáles son los síntomas? ¿Por qué es tan importante un diagnóstico precoz?

Archivo - Control del nivel de glucemia en un paciente de diabetes con un glucómetro.
Archivo - Control del nivel de glucemia en un paciente de diabetes con un glucómetro. - SIMPSON33/ISTOCK - Archivo

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), con motivo del Día Europeo de la Hormona, que se celebra por primera vez este lunes, incide en la relevancia de que las instituciones públicas y la sociedad conozcan en qué consisten los trastornos hormonales, la importancia de su diagnóstico precoz y posterior tratamiento, y recuerda que pueden originarse por causas como el estrés o una mala alimentación.

Por este motivo, la SEEN se adhiere a la celebración de este día, una decisión adoptada por la Sociedad Europea de Endocrinología (ESE) y su Fundación, "para poner en conocimiento de la sociedad estas carencias", subraya el secretario de la SEEN, el doctor Alberto Fernández, quien afirma que "los desequilibrios hormonales son frecuentes y, en ocasiones, insuficientemente comprendidos".

"Además, pueden tener consecuencias negativas para el organismo, por lo que es fundamental un diagnóstico temprano y acertado junto con un tratamiento basado en evidencias científicas para conseguir una mejora importante de la salud", incide.

Las hormonas son mensajeros biológicos del cuerpo, moléculas de naturaleza peptídica o lipídica, producidas por células del organismo y liberadas a la sangre por donde se desplazan hasta llegar a diferentes tejidos y órganos dianas, controlando numerosas funciones e interviniendo en procesos como el crecimiento y desarrollo, el metabolismo y la reproducción.

En este sentido, el doctor Raúl Luque, vocal de la SEEN, sostiene que, si ocurre una carencia o un exceso en la producción de hormonas, el desajuste en el organismo es "inmediato". "Por ello, hay que evitar que nuestro organismo produzca y libere estas hormonas de manera descontrolada, provocando la aparición de problemas de salud graves, aunque, afortunadamente, en la actualidad, los profesionales endocrinos disponemos de tratamientos terapéuticos destinados a paliar estos desequilibrios hormonales", señala.

Los trastornos hormonales pueden tener consecuencias graves en el organismo, lo que depende del tipo de hormona alterada y la duración de esta alteración. "Un ejemplo son las anomalías en la producción de hormonas hipofisarias, como es el caso de la acromegalia, una enfermedad endocrina poco frecuente producida por un tumor que provoca un exceso de producción de hormona de crecimiento", explica el doctor Luque.

En cuanto a los síntomas de los pacientes que sufren esta enfermedad, el doctor Luque indica que se corresponden con un agrandamiento de manos y pies, alteración de rasgos faciales, agrandamiento de la mandíbula y la frente, así como del corazón, entre otros. "Es muy frecuente también el dolor de cabeza y, si el tumor hipofisario es grande, puede comprimir las vías ópticas y ocasionar dificultades visuales", comenta.

Asimismo, la diabetes es otro caso de alteración hormonal, una enfermedad crónica de larga duración que se produce por un defecto en la producción y la secreción de insulina a la sangre o porque las células dejan de responder a la insulina. "Esto conlleva que existan altos niveles de glucosa en sangre, es decir, hiperglucemia, provocando con el tiempo problemas de salud graves, como enfermedad del corazón, pérdida de la visión y problemas en pies y riñones", especifica este especialista.

CAUSAS DE LOS DESEQUILIBRIOS HORMONALES

Los síntomas que evidencian un trastorno hormonal pueden ser cambios en el peso corporal y en el comportamiento, cansancio y alteraciones en el desarrollo, entre otros. Además, en ocasiones, los afectados sufren desequilibrios hormonales, pero son asintomáticos o presentan síntomas muy leves, por lo que es esencial prestar atención a las manifestaciones por parte del cuerpo (molestias y dolores, entre otros).

En palabras del doctor Luque, "las causas comunes del desequilibrio hormonal pueden incluir el consumo de algunos medicamentos, tratamientos para el cáncer, malos hábitos como una alimentación inadecuada o trastornos en la misma, falta de sueño, estrés, una lesión o un trauma, entre otros".

En cuanto a las investigaciones, cabe resaltar que, en los últimos años, se están abordando los mecanismos celulares y moleculares asociados a los desequilibrios hormonales.

Aunque se han descubierto muchos factores que están directamente implicados en estas alteraciones, como las alteraciones genéticas, los problemas en la señalización celular, la desregulación de las maquinarias moleculares que controlan la expresión génica y el metabolismo del ARN, es necesario seguir investigando para descubrir los motivos de estos desequilibrios, en los que influyen muchos aspectos como el sexo, la edad y el estado metabólico de las personas.

CÓMO AFECTAN A LA CALIDAD DE VIDA

Los desequilibrios hormonales influyen considerablemente en el estado anímico de las personas, en el que también intervienen diferentes variables como el ambiente social y físico, la dieta, los patrones de sueño diarios, el ejercicio, entre otros.

Este aspecto es especialmente relevante en el caso de las mujeres, quienes, desde la pubertad hasta la menopausia, experimentan cambios en el estado de ánimo provocados por fluctuaciones hormonales continuas y cíclicas (estrógenos y progesterona) que afectan a diversas células del organismo, especialmente a nivel del hipotálamo.

"Los trastornos de depresión y ansiedad son más frecuentes en mujeres que en hombres, lo que también está directamente relacionado con los cambios hormonales. Por este motivo, para gozar de una buena salud y un estado de ánimo adecuado, es importante que las hormonas se encuentren en equilibrio y no se produzcan desajustes", insiste el doctor Fernández.

En este sentido, un déficit en adrenalina, la hormona del estrés, puede provocar depresión, baja motivación, desinterés y apatía. Por el contrario, las endorfinas, que son hormonas que estimulan el placer y tienen un efecto relajante en el cuerpo, en el caso de una sobreproducción, puede desencadenar estados de euforia y bienestar.

En definitiva, el secretario de la SEEN mantiene que "es necesario un impulso común europeo en relación a un problema que nos afecta a todos ya que a través de las sociedades científicas se puede promover la interacción entre diferentes países en este ámbito, potenciar el acercamiento a la sociedad de la problemática asociada a estas patologías, así como ofrecer apoyo a los pacientes o asociaciones de pacientes que padecen desregulaciones hormonales".