Publicado 13/05/2020 12:37:45 +02:00CET

Los test de Covid-19 se están haciendo a los sanitarios sintomáticos o en contacto con positivos sin EPIs

Un sanitario protegido con guantes sostiene un muestra para realizar un Análisis PCR en un local de Diputación de Bizkaia, donde recogen muestras de trabajadores funcionarios que han dado positivo en Covid-19 o han estado en riesgo de darlo
Un sanitario protegido con guantes sostiene un muestra para realizar un Análisis PCR en un local de Diputación de Bizkaia, donde recogen muestras de trabajadores funcionarios que han dado positivo en Covid-19 o han estado en riesgo de darlo - H.Bilbao - Europa Press

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El 52,8 por ciento de los médicos que se están haciendo test a los profesionales sanitarios, pero solo a los sintomáticos o con contacto estrecho con caso positivo sin uso de equipos de protección individual (EPIs), según ha puesto de manifiesto una encuesta realizada por la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), denominada 'Los profesionales ante el COVID-19: la nueva gestión de casos en Atención Primaria' y realizada a 1.210 profesionales de todo el país entre el 24 de abril al 6 de mayo.

De los profesionales que contestaron la encuesta, el 82,7% eran médicos de Atención Primaria. El resto de categorías profesionales que han participado han sido MIR de Medicina Familiar y Comunitaria (6,9%); facultativos de otras especialidades médicas (5,5%), y, en porcentajes muy inferiores, Enfermería de Atención Primaria y hospitalaria, EIR de Medicina Familiar y Comunitaria.

En este sentido, el 24 por ciento de los profesionales señala que no se están haciendo test a los sanitarios, frente a un 23,2 por ciento del total que afirma que si se están haciendo test a todos los trabajadores.
En cuanto al tipo de test que se está realizando al personal sanitario, son PCR según el 65,8 por ciento de los encuestados; mientras que el resto señala el test rápido de anticuerpos de una banda (25,1%), el test rápido de anticuerpos de doble banda (22,7%) y el test rápido de antígenos (8,1%).

Los resultados más destacados fueron que si hay cantidad suficiente de mascarillas quirúrgicas (857 encuestados señalaron que sí). Los profesionales también respondieron que sí, pero en cantidad insuficiente, en el caso de las mascarillas N95, FFP2 y FFP3 (según 725 encuestados), batas impermeables (según 652 encuestados), equipos completos insuficientes (según 624 encuestados) y protectores oculares (según 524 encuestados).

Las respuestas en relación a que no hay ninguna disponibilidad fueron inferiores, destacando solo la referente a los equipos completos (369 encuestados respondieron que no tenían en su centro). En este sentido, el trabajo ha puesto de manifiesto que la situación no ha mejorado con respecto a la encuesta anterior, dado que sólo el 23,2 por ciento de los profesionales sanitarios afirma que sí se consigue poner y quitar con suficiente seguridad los equipos de protección individual (EPIs) de los que dispone.

En esta misma pregunta, el 26,7 por ciento afirmó no disponer de los EPIs recomendados, por lo que el proceso de colocarlo y quitarlo no está estandarizado. En cuanto al acceso a los test y pruebas para la detección del COVID-19 entre sus pacientes, la encuesta de la SEMG revela que los sanitarios no tienen acceso especialmente a los test de antígenos (835 respuestas); a la petición de TAC (666 respuestas) y a los test de anticuerpos (637 respuestas).

Sin embargo, sí que tienen acceso y sin limitaciones, siempre que sea necesario, a la petición de Radiología (748 respuestas) y a la analítica completa (490 respuestas). En el caso de los test PCR, 702 contestaron que sí tienen acceso a los mismos, pero con muchas restricciones.

En cuanto a la percepción del nivel de protección por parte de los trabajadores en su puesto de trabajo, también mejora la puntuación (de 0 a 10) con respecto a la encuesta anterior, ya que la mayoría de los profesionales encuestados ha contestado le darían un 5,4 de media (frente a los 4,1 del anterior sondeo de marzo).

Sin embargo, el nivel de preocupación de los profesionales ante la pandemia actual crece y sigue siendo muy elevado, situándolo la mayoría de los encuestados en el 8,6 (en la anterior encuesta fue del 7,4).

Las palabras que más utilizaron los profesionales para describir la situación actual, en una de las preguntas abiertas de la última encuesta de la SEMG, fueron incertidumbre, caos, inseguridad, improvisación, desastre, abandono, desorganización, descoordinación, agotamiento, ansiedad, impotencia, cansancio, indignación, confusión, mala gestión, desconcierto, etc.

Finalmente, un total de 496 encuestados dejaron sus comentarios en la encuesta, contenido que desde la SEMG se estudiará y que pone a disposición de las autoridades sanitarias por si consideran necesario analizarlos en vistas de introducir futuras medidas.

Contador