Las tasas de infección en una cirugía difieren según el sexo

Publicado 23/04/2019 7:31:39CET
CONSEJERÍA DE SALUD - Archivo

    MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Los hombres y las mujeres tienen diferentes riesgos de desarrollar infecciones en el sitio quirúrgico según el tipo de operación a la que se sometan, según una nueva investigación presentada en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ECCMID, por sus siglas en inglés), que se celebra este año en Ámsterdam, Países Bajos.

   Los hallazgos, generados a partir de los datos de vigilancia nacional e involucrando a más de un millón de operaciones, indican que las mujeres pueden tener mayor riesgo que los hombres de contraer infecciones en el sitio quirúrgico después de la cirugía de derivación coronaria, la revascularización de la oclusión arterial y la reparación de la hernia; mientras que a los hombres les fue peor tras los procedimientos ortopédicos y de traumatismo, como la prótesis de cadera a raíz de la artrosis, y los procedimientos artroscópicos de rodilla mínimamente invasivos, así como la cirugía de colon y la cirugía de tiroides.

   Según los investigadores, este riesgo diferente sugiere que puede haber respuestas biológicas subyacentes en la forma en que los hombres y las mujeres responden a tipos específicos de cirugía que deben entenderse mejor para prevenir infecciones dolorosas, costosas y potencialmente fatales en el sitio quirúrgico.

   Las infecciones en el sitio quirúrgico se encuentran entre las infecciones asociadas a la atención médica más comunes en todo el mundo. Cada año en Estados Unidos, aproximadamente 300,000 pacientes desarrollan infecciones en el sitio quirúrgico, que son responsables de más de 10.000 muertes y cuestan miles de millones de dólares al sistema de atención médica. En los hospitales del sistema público de salud en Inglaterra, la cirugía da como resultado más de 100.000 infecciones en el sitio quirúrgico cada año.

   Se estima que el 40-60 por ciento de estas infecciones se pueden prevenir. Investigaciones previas generalmente han encontrado que los hombres tienen mayor riesgo de estas complicaciones postoperatorias. Sin embargo, cuando se enfoca en procedimientos específicos, esto no siempre parece ser así.

   Para explorar esto más a fondo, el doctor Seven Aghdassi de Charité - 'Universitätsmedizin Berlin', en Alemania, y sus colegas analizaron los datos del sistema de vigilancia de infecciones adquiridas en el hospital nacional alemán para examinar qué procedimientos de género pueden ser un factor de riesgo para infecciones en el sitio quirúrgico y qué factores podrían explicar estas diferencias

   Se incluyeron en los análisis los procedimientos quirúrgicos realizados en los hospitales alemanes que participan en el sistema de vigilancia de infecciones adquiridas en el hospital nacional alemán entre 2008 y 2017. Se excluyeron los procedimientos ejecutados exclusivamente para un sexo (por ejemplo, mastectomía) y los procedimientos con menos de 20.000 operaciones.

MÁS INFECCIONES MASCULINAS TRAS LA CIRUGÍA ORTOPÉDICA Y ABDOMINAL

   En total, se evaluaron 16 tipos de procedimientos con 1.266.782 operaciones individuales y 18.824 infecciones del sitio quirúrgico. Los investigadores tuvieron en cuenta y ajustaron otros factores de riesgo conocidos para las infecciones del sitio quirúrgico, incluida la edad del paciente, el estado físico antes de la cirugía, la clase de contaminación de la herida, la duración de la cirugía y la temporada.

   Los resultados mostraron que los pacientes masculinos sometidos a cirugía ortopédica y abdominal tenían significativamente más probabilidades de desarrollar una infección en el sitio quirúrgico en comparación con las pacientes de sexo femenino. En contraste, las tasas de infecciones en el sitio quirúrgico fueron sustancialmente más altas en las mujeres después de la cirugía cardiaca y vascular y la cirugía general (es decir, la reparación de la hernia y la cirugía de tiroides).

   Sin embargo, dentro de estos amplios grupos quirúrgicos, los procedimientos individuales revelaron resultados mixtos. Por ejemplo, los hombres tenían el doble de probabilidades de desarrollar una infección en el sitio quirúrgico después de los procedimientos artroscópicos que las mujeres, mientras que las probabilidades de adquirir una infección en el sitio quirúrgico en pacientes sometidos a reemplazo de cadera por una fractura no difirieron significativamente.

   Por el contrario, las mujeres tenían un riesgo casi doble de contraer infecciones en el sitio quirúrgico después de la cirugía de derivación coronaria y la reparación de la hernia que sus contrapartes masculinas. "Una posible razón de las diferencias de género en las tasas de infección del sitio quirúrgico para procedimientos específicos puede deberse a diferencias en las comorbilidades, la composición de los microbiomas y la constitución corporal", explica Aghdassi.

   Aunque la investigación no establece una relación de causa y efecto entre el género y las infecciones en el sitio quirúrgico, los científicos dicen que la relación entre ellas es fuerte y debe investigarse más a fondo. "Nuestro análisis consideró un número limitado de parámetros, que no fueron suficientes para explicar todas las diferencias observadas. Al comprender los distintos factores que ponen a hombres y mujeres en riesgo de contraer infecciones, esperamos poder desarrollar nuevas estrategias de prevención y vigilancia para mejorar tasas de infección y resultados", dice el doctor Aghdassi.

   Los autores señalan varias limitaciones, entre ellas el hecho de que el sistema de vigilancia de infecciones adquiridas en el hospital nacional alemán solo recopiló un conjunto limitado de variables basadas en el paciente, por lo que falta información adicional basada en el paciente, que podría ayudar a interpretar los resultados. También señalan que los datos se recogieron en un gran número de hospitales con equipos de recolección de datos heterogéneos.