Por qué es tan importante prevenir para alcanzar el bienestar de nuestros pies

Pies de una niña en el podólogo
Pies de una niña en el podólogo - COPOGA
Publicado: lunes, 1 abril 2024 18:39

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Colexio Oficial de Podólogos de Galicia (COPOGA) ha advertido de que la prevención es "indispensable" para alcanzar el bienestar de los pies y evitar malestares de gravedad a medio y largo plazo, que se podrían remediar acudiendo a revisiones y consultas habituales a clínicas de podología.

Así, insisten en la necesidad de poner en manos de profesionales el buen estado de los pies, y recomiendan acudir al podólogo ante los primeros síntomas de molestias en la zona, con el objeto de detectar posibles patologías y evitar problemas de mayor gravedad que podrían incluso afectar a otras partes del cuerpo.

El Colegio aconseja también empezar con las consultas en clínicas de podología en las etapas infantiles, sobre los cuatro o cinco años, para conseguir diagnósticos precoces y evitar que se desarrollen patologías en edades más avanzadas. De nuevo, el Colegio señala que el fin es prevenir molestias de mayor índole, como los pies planos o deformaciones en los dedos.

Entre otras enfermedades a evitar, según la organización colegial, están los problemas de la pisada y la marcha, que, de no tratarse, podrían llegar a causar a medio y largo plazo patologías en los pies y en otras zonas como los tobillos, la cadera y la espalda.

Para comprobar si la pisada es correcta, los podólogos explican que es necesario realizar un estudio biomecánico que ayudará a crear un plan para evitar lesiones musculares y osteoarticulares en la persona afectada, a veces con la utilización de soportes plantares a medida.

Por otro lado, destacan que, a edades tempranas, se aconseja el seguimiento de la pisada para supervisar los cambios que se producen en esta etapa hasta que se alcanza la edad adulta.

Una vez que un paciente ha sido diagnosticado de algún problema biomecánico o de cualquier otra afección, indican que hay que tener en cuenta los factores externos al propio cuerpo.

"Lo más importante es el calzado, ya que abusar de ciertos tipos de zapatos o utilizarlos de una forma inadecuada puede traer consecuencias negativas para los pies", ha asegurado, además de señalar que estas molestias afectan en un porcentaje mayor a mujeres, debido, principalmente, al empleo continuado de calzados con tacón y puntas estrechas.

El COPOGA también destaca que otro colectivo de riesgo son los deportistas, especialmente en lo que a problemas de pisada se refiere, ya que la práctica de deporte continuado supone miles de repeticiones de un movimiento que puede generar sobrecargas en los pies.

En estos casos, la entidad aconseja visitar a un podólogo experto que pueda asesorar al paciente sobre cómo realizar una actividad deportiva de forma adecuada, analizando su pisada y recomendando el uso de un determinado calzado deportivo según la práctica a realizar.

Contador