Una sola medición puede determinar el riesgo de inestabilidad de la rótula, según un estudio

Publicado 22/07/2019 11:27:09CET
La medida máxima de distancia para sufrir inestabilidad de la rótula son 13 milímetros
La medida máxima de distancia para sufrir inestabilidad de la rótula son 13 milímetros - PIXABAY

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de Penn State (EEUU) han afirmado que una sola medición, realizada por un médico, de la distancia entre la espinilla y el surco troclear puede ayudar a predecir si una persona se encuentra en riesgo de sufrir inestabilidad de la rodilla.

Los investigadores encontraron que este riesgo se podía conocer a través de la medición de la distancia entre el tubérculo tibial (TT), una protuberancia ósea en la tibia -comúnmente conocida como espinilla- debajo de la rótula, y el surco troclear (TG), la articulación en la que se asienta la rótula. Los hallazgos han sido publicados en la revista 'Clinical Orthopaedics and Related Research'.

John Vairo, profesor clínico asociado de kinesiología, ortopedia y rehabilitación, ha explicado que, idealmente, la rótula de una persona se alineará con la línea media de la pierna, ni demasiado a la izquierda ni a la derecha. Una mayor distancia TT-TG puede sugerir que la rótula no está centrada y, por lo tanto, es más probable que se salga de la articulación. Los investigadores señalaron los 13 milímetros como una guía para identificar a los pacientes que podrían estar en riesgo de inestabilidad de la rótula.

Los investigadores utilizaron registros médicos de 131 pacientes, 48 de los cuales habían confirmado casos de dislocación de rótula y 83 controles con desgarros de menisco. Tres médicos clínicos con diversos niveles de experiencia utilizaron las imágenes de resonancia magnética de los pacientes para medir la distancia TT-TG sin conocer su diagnóstico de antemano. Después de analizar los datos, los investigadores descubrieron que los tres clínicos, independientemente de la experiencia, podían medir de forma confiable y precisa la distancia TT-TG. También encontraron que la distancia TT-TG tendía a ser mayor en pacientes con inestabilidad de rótula.

"También queríamos ir un paso más allá y encontrar una distancia precisa que pudiera ser una buena indicación para determinar la probabilidad de la afección. Queríamos identificar un número específico para que los médicos que lean este documento puedan tener información práctica que puedan usar con criterio. uso en el cuidado del paciente ", ha explicado Vairo.

Los investigadores señalaron los 13 milímetros como una guía para identificar a los pacientes que podrían estar en riesgo de inestabilidad de la rótula.

"Una distancia TT-TG de 13 mm fue encontrada dos veces más frecuentemente en individuos que realmente tienen esta condición que en aquellos que no la tienen. Al mismo tiempo, hubo personas con esta afección que tuvieron mediciones menores de 13 mm, lo que hizo que se diera cuenta de la importancia de conocer los detalles asociados con las diferentes técnicas de imagen y ser consciente de otros factores que contribuyen a la inestabilidad. Nuestro artículo propone que se utilice una RM específica. los escaneos de manera estandarizada pueden ayudar a producir lecturas más precisas de esta medición", ha continuado.

Vairo y su equipo han manifestado su intención de continuar explorando los factores de la inestabilidad de la rótula y afinarlos con datos sobre la profundidad y la forma de la articulación de la rótula para predecir mejor esta condición.