Publicado 23/03/2021 15:44CET

La SEOR destaca el papel de la radioterapia para el mejor tratamiento y control local del cáncer de cérvix

Archivo - Doctora Sofía Córdoba SEOR
Archivo - Doctora Sofía Córdoba SEOR - SEOR - Archivo

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) se suma a la conmemoración del Día Mundial del Cáncer de Cérvix en el día de hoy haciendo un llamamiento a la prevención y destacando el papel de la radioterapia, pieza clave y fundamental para el mejor tratamiento y control local del cáncer de cérvix.

Los avances en el diagnóstico precoz y en los tratamientos locales, como cirugía y radioterapia, están permitiendo mejorar la eficacia de estos y la tolerancia y calidad de vida de las pacientes. Y es que, el cáncer de cérvix es actualmente un problema de salud pública a nivel mundial, si bien en nuestro medio la incidencia está disminuyendo.

En España, se diagnostican unos 2.000 casos al año. Probablemente, representa el paradigma de cáncer erradicable a corto y medio plazo, constituyendo uno de los objetivos prioritarios de salud pública de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Promover hábitos de vida saludables, la prevención primaria y el cribado son tres puntos primordiales para evitar este tipo de tumor. "Por ello, debemos insistir en la importancia de la vacunación frente al virus del papiloma humano (HPV), que es el principal causante de esta enfermedad, y en los programas de cribado en mujeres sexualmente activas. Y, además, debemos contribuir a fomentar la disminución del hábito tabáquico y del sedentarismo", la doctora miembro de la SEOR y oncóloga radioterápica del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid, Sofía Córdoba.

El abordaje terapéutico de este tumor está en constante evolución. La concienciación de las mujeres en la importancia del diagnóstico precoz es clave, como también lo es el esfuerzo por la mejora en los tratamientos. Los avances en la cirugía de los estadios más precoces, con técnicas más conservadoras, permiten a pacientes jóvenes completar sus deseos de tener hijos.

En concreto, el tratamiento en fases más avanzadas incluye quimioterapia, radioterapia y braquiterapia guiada por imagen, que consiste en colocar una fuente de radiación dentro o cerca del tumor en el cuerpo y supone una herramienta esencial y necesaria para conseguir la curación.

"La integración de estos tres tratamientos ha supuesto un paso de gigante en el manejo del cáncer de cérvix, con aumento del control de la enfermedad y menores efectos secundarios, lo que impacta finalmente en una mejoría de la calidad de vida de nuestras pacientes", ha aseverado la doctora Córdoba.

La investigación en cáncer de cérvix es un pilar esencial dentro del abordaje multidisciplinar de este tumor. En radioterapia se está investigando el tratamiento adaptado al riesgo de diseminación ganglionar, así como la combinación con inmunoterapia, que representa un futuro cada vez más cercano.

Finalmente, desde SEOR se ha recordado que la actual situación de pandemia global por la Covid-19 ha supuesto un reto sanitario que ha tensado el sistema de salud. "Hemos realizado un gran esfuerzo para mantener el tratamiento de nuestras pacientes, trabajando de forma multidisciplinar para asegurar la protección individual frente a la Covid-19 sin menoscabar su probabilidad de curación", ha zanjado la doctora.

Contador

Para leer más