La SEEDO insiste en que las administraciones locales se impliquen en la lucha contra la obesidad

Publicado 15/03/2019 17:00:32CET

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Obesidad (SEEDO-SEO) ha insistido en que las administraciones locales se impliquen en la lucha contra la obesidad porque "esta patología es un tema de organización social, cultural y político, no sólo médico".

"En la actualidad, tanto el tiempo de trabajo como el ocio y el transporte son sedentarios, de ahí que sea necesaria una alianza entre todos los agentes sociales, autoridades sanitarias, corporaciones municipales, comunidad educativa, urbanistas, centros de trabajo, industria alimentaria, profesionales de la salud y medios de comunicación, para atajar la que ya es la epidemia del siglo XXI, que afecta a casi el 25 por ciento de la población en España", ha afirmado el presidente de la SEEDO-SEO, el doctor Francisco Tinahones durante el XV Congreso de la sociedad.

A su juicio, "que los ayuntamientos se comprometan en la lucha contra la obesidad permitirá incentivar la puesta en marcha de acciones dirigidas a promover una alimentación y hábitos de vida saludables y a crear espacios físicos adecuados ya que el urbanismo es fundamental para facilitar la actividad física y los estilos de vida saludables", ha indicado el experto.

"Además permitiría ahorrar costes al sistema público de salud ya que se estima que el gasto por obesidad en los sistemas públicos de salud se puede acercar en los próximos años al 10 por ciento", ha agregado el doctor Tinahones.

Desde la SEEDO-SEO han recordado que la obesidad está relacionada con 12 tipos de cáncer diferentes y que el exceso de peso en el momento del diagnóstico se ha relacionado también con un peor pronóstico.

Por ejemplo, en el cáncer de mama diagnosticado antes de la menopausia, las mujeres obesas presentan un incremento de la mortalidad del 75 por ciento en comparación con las mujeres con un peso normal en el momento del diagnóstico.

En los hombres, la obesidad puede ser un factor de riesgo asociado a un tipo de cáncer de próstata más agresivo, y con mayor probabilidad de tener una enfermedad más extendida en el momento del diagnóstico.

Los datos disponibles apuntan a que la obesidad es un factor de peor pronóstico también en otros tipos de neoplasias e, incluso, que cuando una persona ha superado con éxito una primera enfermedad neoplásica, al ser obesa, tiene mayor número de probabilidades no sólo de recidiva sino también de desarrollar un segundo proceso neoformativo en una localización distinta a la primera.

La obesidad infantil también ha sido un tema abordado durante el congreso. Según estimaciones obtenidas en el 'Estudio Nutricional de la Población Española 2018', 'Estudio ENPE', el 23,8 por ciento de la población infantil y juvenil tiene sobrepeso y el 10,3 por ciento padece obesidad.

"Son cifras preocupantes teniendo en cuenta que un niño con obesidad tiene un 82 por ciento de probabilidades de ser obeso de adulto, frente a un niño con peso normal que tiene un 15 por ciento de probabilidades. Si a esto le sumamos que en las consultas de pediatría se empieza a ver diabetes tipo 2 en niños, podemos entender el alcance del problema", ha explicado el doctor Tinahones.

EJERCICIO FÍSICO DE PROXIMIDAD

Otro de los temas abordados durante la cita ha sido el ejercicio físico de proximidad. Actualmente e abordaje de la realización del ejercicio físico por parte de las personas tiene una enorme barrera, según ha especificado el catedrático de Educación Física, Felipe Isidro.

"Resulta evidente que las intervenciones basadas en el consejo sanitario como forma de afrontar esta problemática son de escasa eficacia y reclaman ser prescritas de una forma más definida y concretada por especialistas que establecerán los adecuados criterios de progresión en base a las evidencias más actuales", ha asegurado Isidro.

Los diferentes recursos para lograr que las personas realicen actividad física se plantean transversalmente desde entornos como el hospitalario, hasta el entorno escolar, laboral y de recursos urbanos a través de las posibilidades de movilidad y rutas o circuitos saludables.

"Esta importancia de la transversalidad obliga a todos los profesionales responsables a adoptar una perspectiva más amplia que la de su propio sector de especialización y conocer otros aspectos que suelen quedar fuera de su ámbito competencial pero que aumentan las posibilidades de adherencia a la realización de actividad, con los beneficios que ello conlleva directamente para la salud e indirectamente para la economía del país", ha explicado el experto.

En línea con la importancia del ejercicio físico de proximidad, el presidente del comité organizador del congreso, Federico Mallo, ha matizado que actividad física no es lo mismo que ejercicio físico ya que éste último requiere de planificación previa, mayor intensidad y es el que realmente aporta beneficios.

"Ejercicio físico implica sudar y no permite hablar con la persona que tenemos al lado", ha especificado Mallo, que ha asegurado, además, que el tiempo recomendado de ejercicio físico para un adulto son de 150 a 300 minutos a la semana y 60 minutos al día en el caso de los niños.

Contador