¿Qué sabes de la donación de sangre de cordón?

Actualizado 02/03/2015 14:12:06 CET
Banco de sangre de cordón umbilical
Foto: FLICKER/BANC DE SANG I TEIXITS

MADRID, 6 Nov. (INFOSALUS) -

   Antes por norma general tras el nacimiento se solía desechar el cordón umbilical y la sangre que contenía. Sin embargo, hace unos años se descubrió que la sangre del cordón umbilical contiene 'células madre', especializadas en la renovación de las células sanguíneas.

   Elena Flores, responsable del Banco de sangre de cordón del Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid, responde a Infosalus a algunas de las preguntas más frecuentes sobre la donación de sangre de cordón umbilical:

1.¿Qué características tiene la sangre del cordón que la hace especial?

   La sangre de cordón umbilical posee gran cantidad de progenitores hematopoyéticos, o 'células madre', que son los encargados de producir todas las células de la sangre y diversas células de otros tejidos. Éstas 'células madre' de la sangre de cordón umbilical pueden ser beneficiosas si se trasplantan a otros pacientes cuya médula ósea esté enferma.

2. ¿En qué afecciones podría ser importante? ¿Quién puede beneficiarse más de esta sangre donada?

   En cualquier enfermedad cuya opción terapéutica sea el trasplante de progenitores hematopoyéticos. Como por ejemplo, leucemias, sindromes mielodisplasicos, linfoma de Hodgkin y no Hodgkin, talasemia y otras anemias, entre otras.

3. ¿Quién puede ser donante? ¿Cómo convertirse en donante?

  Puede ser donante de sangre de cordón umbilical cualquier mujer sana mayor de edad, con un embarazo normal y que de a luz en una maternidad autorizada para la extracción de sangre de cordón. Para donar la sangre del cordón hay que rellenar un cuestionario y firmar un consentimiento informado.

   Este formulario se puede conseguir en las consultas de ginecología de los hospitales adscritos al Banco de Sangre de Cordón (SCU), con anterioridad al parto, o en el momento del mismo.  La donante no tiene que hacer nada más. El equipo médico se encargará de la extracción, custodia y transporte de la unidad de sangre de cordón al Banco de SCU.

4. ¿Cómo es el procedimiento que se sigue para obtener esta sangre? ¿Posee algún riesgo?

   Una vez haya nacido el bebé, y tras separarlo del cuerpo de la madre, se pinza el cordón umbilical y antes de la expulsión de la placenta se pincha la vena umbilical y la sangre se almacena en una bolsa estéril que será etiquetada con los datos de la madre. A la madre se le extraerán asimismo, dos tubos de sangre venosa para la realización de análisis que excluyan la posibilidad de que esté afectada por enfermedades infecciosas transmisibles por transfusión (hepatitis B y C, VIH, Sífilis, etc.).

   Las unidades de sangre de cordón se transportan al Banco de Sangre de Cordón donde se someten a rigurosos controles de calidad. Posteriormente son analizadas y congeladas para su uso en trasplantes. Los resultados de las analíticas se incluyen en la base de datos del Registro Español de Donantes de Médula Ósea (REDMO) donde quedan a disposición de todos los pacientes a nivel mundial hasta encontrar una unidad que sea compatible con ellos.

   El bebé no tiene ningún riesgo ya que la sangre se extrae del cordón y de la placenta una vez que éste ha sido seccionado y ligado. La madre no tiene ningún riesgo tampoco.

5. ¿Puede utilizarla el bebé o la madre con posterioridad?

   Las probabilidades de que la sangre guardada pueda ser utilizada por el propio niño que estuvo unido a ese cordón, hoy por hoy son de una entre 100.000 porque las células podrían estar afectadas y la enfermedad podría aparecer otra vez una vez hecho el trasplante. En ese caso, lo hacen inútil para el eventual trasplante del niño o de cualquier otro paciente.

   Si la madre tuviera posteriormente al parto una enfermedad potencialmente trasplantable, su médico responsable  buscaría la fuente de progenitores hematopoyéticos mejor para éste, en la que estaría el cordón de su hijo si no ha sido ya utilizado. Si previamente al parto, un familiar de primer grado padece una enfermedad cuya opción terapéutica es el TPH (trasplante de progenitores hematopoyéticos), podría guardarse la SCU para utilizarlo posteriormente como donación dirigida.

6. ¿Cómo se conserva? ¿Caduca?

   La sangre de cordón umbilical se conserva congelada con Nitrógeno líquido a -80º centígrados y no caduca.

7. ¿Qué datos existen en cuanto a número de donaciones?

   En España, según los últimos datos de la Organización Nacional de Transplantes referidos al año 2013 hay 58.848 unidades de sangre de cordón umbilical almacenadas en los Bancos de SCU españoles.

8. ¿Qué opinión médica existe sobre el almacenamiento de sangre de cordón umbilical para un posible uso futuro?

   La probabilidad de que las unidades de SCU almacenadas sean utilizadas finalmente por el niño del que proceden es extremadamente baja. Según datos de la Organización Nacional de Trasplantes, hasta el momento sólo se han registrado en el mundo 3 casos de trasplante de estos cordones para uso autólogo (es decir, para el niño del que procede), y siempre en enfermedades adquiridas, no congénitas.