Publicado 04/05/2021 07:05CET

Los resultados a largo plazo de pacientes con COVID-19 ventilados mecánicamente son similares tratados con y sin ECMO

Archivo - Un paciente con covid en la UCI del Hospital Reina Sofía.
Archivo - Un paciente con covid en la UCI del Hospital Reina Sofía. - JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

   MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

   Un nuevo estudio, presentado este viernes en la 101ª Reunión Anual de la Asociación Estadounidense de Cirugía Torácica (AATS, por sus siglas en inglés), ha comprobado que los pacientes con COVID-19 gravemente enfermos tratados con ECMO no sufrieron peores resultados a largo plazo que otros pacientes con ventilación mecánica.

   El equipo multidisciplinar incluía cirujanos cardiotorácicos, médicos de cuidados intensivos, personal médico de centros de cuidados prolongados, fisioterapeutas y otros especialistas, y realizó un seguimiento de los pacientes en cinco centros académicos de Estados Unidos: Universidad de Colorado, Universidad de Virginia, Universidad de Kentucky, Universidad Johns Hopkins y Universidad de Vanderbilt.

   Los supervivientes de enfermedades críticas corren un alto riesgo de sufrir déficits físicos, psicológicos y cognitivos a largo plazo. La oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO) muestra un beneficio de supervivencia prometedor para determinados pacientes con COVID-19. Sin embargo, se desconoce su impacto en la recuperación a largo plazo. El estudio midió los déficits físicos, psicológicos y cognitivos en 46 pacientes que fueron canulados para ECMO en comparación con un grupo de control de 262 pacientes con ventilación mecánica que no recibieron ECMO.

   El equipo realizó un análisis retrospectivo de los pacientes con ventilación mecánica con COVID-19 ingresados entre marzo y mayo de 2020. Los datos estaban disponibles para todos los pacientes con ventilación mecánica de tres centros, mientras que los cinco centros proporcionaron datos de pacientes con ECMO.

   Los sobrevivientes tuvieron acceso a una clínica de recuperación multidisciplinaria de la unidad de cuidados intensivos para la atención a largo plazo. Se midieron los déficits físicos, psicológicos y cognitivos mediante instrumentos validados durante el seguimiento. Se compararon las características de los pacientes y los resultados a largo plazo en función del estado de la ECMO.

   El estudio no encontró diferencias significativas en la supervivencia al alta (69,6% con ECMO frente a 69,9% sin ECMO). De los 215 supervivientes de ambos grupos, el 93,9% residía en casa, el 16,1% había vuelto al trabajo o a su actividad habitual y el 26,2% seguía utilizando oxígeno suplementario; estas tasas no difirieron significativamente en función del estado de ECMO. Las tasas de déficits físicos, psicológicos y cognitivos no difirieron significativamente.

   "La orientación inicial para la ECMO en el COVID fue útil y salvó muchas vidas, y no en su detrimento, lo cual es muy alentador", explica la doctora Jessica Rove, profesora adjunta de Cirugía Cardiotorácica en el Campus Médico Anschutz de la Universidad de Colorado y jefa de sección de Cirugía Cardíaca del Centro Médico Regional de VA de las Montañas Rocosas.

   "Esta colaboración multidisciplinar se ha comprometido a examinar los resultados a largo plazo más allá de la supervivencia, y los primeros resultados parecen prometedores --añade--. Esto puede ayudar a perfeccionar quién debe recibir ECMO y puede aumentar la tasa de resultados positivos".

   Se continuará investigando para seguir a los pacientes y medir los resultados a largo plazo. La doctora Lauren Taylor, becaria del Campus Médico Anschutz de la Universidad de Colorado, explica: "Es emocionante que ahora tengamos los resultados a largo plazo de estos pacientes y que sean tan prometedores. Un estudio más profundo de estos pacientes a largo plazo puede ayudar a perfeccionar a quiénes estamos canulando para la ECMO, lo que conducirá a mejores resultados para todos".